Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada año se desperdician cerca de 1.400 millones de kilos de alimentos en España de los cuales más del 75 % corresponde a alimentos sin utilizar, que o bien se han estropeado en el proceso de distribución o se han tirado a la basura.

Con el  objetivo de reducir este problema, el Gobierno ha impulsado la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario que promueve actuaciones para evitar el desperdicio de alimentos en toda la cadena alimentaria. La ley entrará en vigor a principios de 2023.

En el ámbito doméstico no es sencillo cuantificar el despilfarro, sin embargo es posible estimar de forma indirecta el riesgo de despilfarro del hogar a través de los hábitos de compra, manipulación y consumo que pueden predisponer al desperdicio. Consciente de la importancia de esta problemática, el Instituto Silestone ha realizado un estudio basado en una encuesta que arroja un Índice de Riesgo de Despilfarro Alimentario (IRDA) clasificado en nivel bajo, medio o alto en los hogares.

El estudio, además, recomienda una serie de cambios en los hábitos para reducir el desperdicio de alimentos como, por ejemplo, los de compra —lugar de la compra, planificación de los menús, elaboración de una lista, evitar romper la cadena del frío…— los hábitos de conservación —ordenar por fechas los alimentos, revisar los conservados en la nevera y conocer la diferencia entre fechas de caducidad y consumo preferente—, y los de consumo, gestionando adecuadamente las sobras de los platos en lugar de tirarlas a la basura y preparando más a menudo recetas de aprovechamiento como, por ejemplo, este Bizcocho esponjoso de leche condensada y claras de huevo, una receta ofrecida por

Bizcocho de leche condensada, claras de huevo y almendras

INGREDIENTES

  • 240 g de leche condensada que se había quedado perdida en la nevera
  • 8 claras de huevo
  • 200 g de harina
  • 8 g de levadura en polvo
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 40 ml de leche semidesnatada
  • 20 g de almendras laminadas
  • La ralladura de medio limón
  • 1 pizca de sal

ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180 ºC.

En un bol amplio ponemos, por este orden, la leche condensada, la leche, el aceite, la harina tamizada, la levadura y la ralladura de limón. Mezclamos todo bien hasta que quede una masa densa.

Por otro lado montamos las claras a punto de nieve junto con una pizca de sal y las incorporamos poco a poco a la masa anterior, mezclando con movimientos suaves y envolventes para que no baje.

Vertemos la preparación en un molde apto para horno de 18-20 cm forrado con papel y repartimos las almendras por encima y horneamos durante 45-50 minutos aproximadamente.

Comprobamos que el bizcocho está bien hecho pinchando con una brocheta en el centro, sacamos y dejamos unos minutos en el molde. Luego desmoldamos y dejamos que se acabe de enfriar en una rejilla.

Bizcocho de leche condensada, claras de huevo y almendras (receta sin desperdicio)
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Bizcocho de leche condensada, claras de huevo y almendras (receta sin desperdicio)
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)