El bacalao y otros pescados en salazón son, como todo producto del mar, una inmensa fuente de salud por sus altas propiedades nutritivas y dietéticas. Y, en concreto, el bacalao salado, que tiene poca cantidad de grasa y es fuente de proteínas animales, de vitaminas y sales minerales.

Los salazones en general y el bacalao salado en particular en sus múltiples presentaciones (curado, desalado refrigerado, desalado congelado) aportan una serie de propiedades adicionales que lo convierten en un alimento especialmente saludable y nutritivo:

  • El contenido proteico del bacalao se sitúa entre el 17 y 18%. Sus proteínas presentan un alto valor biológico, siendo un alimento de fácil digestión, con elevada cantidad de lisina, muy importante durante el crecimiento.
  • Con un 0,5% de grasa, constituida principalmente de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, el bacalao ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre, y contiene propiedades anti-inflamatorias.
  • Es fuente de minerales (potasio, sodio, fósforo, selenio y magnesio) y aporta vitaminas liposolubles (A y E) e hidrosolubles (B1, B2, B3, B6 y B12).

Sin embargo, las propiedades del bacalao como alimento van más allá de lo estrictamente nutricional: es un producto enraizado en una larga tradición alimenticia, que todos recordamos en nuestras despensas de la infancia; se trata de uno de los cada vez más escasos pescados salvajes; su captura proviene de bancos pesqueros cuidados y sostenibles; y, finalmente, da lugar a innumerables y sabrosas posibilidades gastronómicas, como estas Láminas de bacalao con escarola, manzana y cerezas, una receta ofrecida por Bacalao Giraldo.

Láminas de bacalao con escarola, manzana y cerezas

INGREDIENTES

  • 1 morro de bacalao desalado Giraldo
  • 12 cerezas del Jerte
  • 1 manzana Granny Smith
  • Escarola
  • Vinagre de sidra
  • 1 dl. de Rives manzana
  • Un rectángulo de hojaldre ya horneado

ELABORACIÓN

Ponemos en un cazo con 1/2 litro de agua y un chorrito de aceite a hervir. Retiramos del fuego, esperamos a que temple y sumergimos el lomo. Transcurridos cuatro minutos extraemos las láminas y reservamos.

Preparamos una vinagreta poniendo tres partes de aceite de oliva 0,4º por una de vinagre de manzana y el Rives de manzana.

En ella echamos las láminas de bacalao y la manzana cortada en cuadraditos pequeños para que no se oxide.

Deshuesamos las cerezas con ayuda de un deshuesador de aceitunas y las echamos también en la ensalada.

Sobre una plancha de hojaldre rectangular, ponemos la mezcla de la ensalada y encima un montoncito de escarola.

Resumen
Nombre receta
Láminas de bacalao con escarola, manzana y cerezas
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Láminas de bacalao con escarola, manzana y cerezas
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
63%