Ahora que pasamos mucho más tiempo junto a nuestros hijos en casa es un buen momento para aprovechar la oportunidad y lograr educarle para que, casi jugando, vayan aprendiendo e incorporando una serie de hábitos de seguridad e higiene en la cocina estos, sencillos pero básicos.

Cada vez más la cocina se ha ido convirtiendo en el centro de la vida en muchos hogares, y más todavía en estos momentos en los que pasamos todo nuestro tiempo conviviendo en casa con la familia. Una situación en la que una actividad como preparar un plato o un postre con nuestros hijos puede convertirse en un verdadero entretenimiento y diversión, a la vez que puede servir para que, aprovechando la oportunidad, comencemos a educarles en buenos hábitos de seguridad e higiene en la cocina.

Educar a los niños en seguridad e higiene en la cocina

En este sentido, el Instituto Silestone —plataforma internacional de investigación y divulgación de conocimiento sobre el espacio de la cocina— ha querido ofrecer una serie de recomendaciones y consejos a seguir para que los niños adopten estos buenos hábitos de forma temprana:

— Caminar siempre con cuidado y comportarse prudentemente en la cocina.

— No utilizar cuchillos sin supervisión de algún adulto.

— Usar una tabla de cortar para cortar frutas y verduras no hacerlo apoyándose en la mano.

— No usar los mismos utensilios para cortar diferentes tipos de alimentos sin haberlos limpiado antes.

— Prohibir el uso de los aparatos eléctricos propios de la cocina como microondas, tostadora, vitro, etc., sin la supervisión de adultos.

— Asegurase siempre de tener las manos secas al encender los interruptores.

— Acordarse de apagar los electrodomésticos al terminar de usarlos.

— Usar los mangos hacia el interior sobre el banco de cocina o la mesa.

— Lavarse siempre las manos antes de cocinar, frotándolas vigorosamente con agua tibia y jabón.

— Antes de comenzar a cocinar, llevar puesto el delantal, tener el pelo recogido y usar prendas de ropa de manga corta o llevar las mangas enrolladas, para evitar que se enganchen con los mangos de sartenes, ollas, etc.

— Evitar hacer otra cosa con las manos mientras se prepara comida.

— Limpiar inmediatamente los derrames que puedan producirse. para ello. utilizar papel absorbente de cocina, evitando esponjas o paños de cocina.

— Desechar los alimentos que se hayan caído en el suelo.

Resumen
Buen momento para educar a los niños en seguridad e higiene en la cocina
Título
Buen momento para educar a los niños en seguridad e higiene en la cocina
Descripción
Ahora que pasamos mucho más tiempo junto a nuestros hijos en casa es un buen momento para aprovechar la oportunidad y lograr educarle para que, casi jugando, vayan aprendiendo e incorporando una serie de hábitos de seguridad e higiene en la cocina estos, sencillos pero básicos.
Autor