La Cabra Malagueña es una raza autóctona española que se encuentra entre las razas más lecheras del mundo, aunque también disfruta de una buena producción cárnica. Sus principales productos son tres: leche, queso y cabrito lechal. En estos momentos también se trabaja en la elaboración de embutidos de carne de cabra, lacón y paté de hígado de chivo.

El origen de la raza Malagueña viene dado por la unión de dos tipos ancestrales: la cabra pirenaica, que entró por el norte de la península ibérica y la cabra maltesa que vino del continente africano. Ese cruce encontró en Málaga su medio ideal. No en vano, se trata de una de las provincias más montañosas de España, con un clima y una orografía muy particular, que, unidos, dieron lugar a esta raza, cuyo nombre viene dado porque en Málaga se encuentra el núcleo más numeroso de animales. También es conocida como “Costeña”, debido de nuevo a razones geográficas, al encontrarse el área de difusión más importante de la raza en el litoral mediterráneo.

Una raza que gastronómicamente hablando es famosa por el delicioso Chivo Lechal Malagueño, un alimento tradicional procedente de ejemplares de un mes aproximado de edad, con un peso vivo entre 8 y 10 kilos y un peso en canal entre 4 y 6 kilos, y la primera carne caprina española asociada a una marca de calidad, que da lugar a platos tan sabrosos como este Cabrito en salsa de almendras, una elaboración de José Manuel Grillo Gómez, finalista en la modalidad tradicional en el VI Concurso de Cocina Villanueva de Tapia Chivo Lechal Malagueño, y ofrecida por la Asociación Nacional de Criadores de la Cabra Malagueña, CABRAMA.

Cabrito en salsa de almendras

INGREDIENTES

  • Chivo (3,5 kg)
  • Asaduras de un chivo
  • 200 gr de almendras
  • 200 gr de pan de leña
  • Una cabeza de ajos
  • 1,5 l de vino blanco de Málaga a ser posible
  • 1 cuchara pequeña de colorante alimentario
  • 1 cuchara pequeña de pimentón dulce
  • 2 hojas grandes de laurel
  • 1 vareta verde de tomillo
  • 3 dl de aceite de oliva de Molino de la Axarquía (por la variedad de la oliva)
  • Sal
  • Una o dos guindillas (según tamaño)
  • Un chorreón de vinagre
  • 1,5 l de agua

ELABORACIÓN

Se trocea el chivo por las coyunturas, sin hacha, para no astillarlo.

Se dora con ajo, y antes de que se pase el ajo se añade el vino, el agua y la sal. Cuando empiece a hervir se añade el laurel, el tomillo, el pimentón, el azafrán y la guindilla.

Para el “majao” se doran las almendras y se reservan. Se doran los ajos y el pan, y lo mezclamos con las almendras.

Se fríen las asaduras con un poco de sal y cuando estén listas se añaden al majao.

Se le añaden 2 dientes de ajo crudo al majao y un poco de caldo del chivo.

Poco antes de que este tierno el chivo se tamiza el majao en la batidora (antiguamente se majaba hasta conseguir el mismo resultado) y se le añade al chivo.

Resumen
Nombre receta
Cabrito en salsa de almendras
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Cabrito en salsa de almendras
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
95%