Negro, rojo, verde y blanco. Cuatro precintos de cuatro colores diferentes que garantizan que la pieza es efectivamente Ibérica —Bellota 100%, Bellota, Cebo de Campo o Cebo Ibérico— e indican el tipo de alimentación y manejo que ha tenido el cerdo, así como su raza.

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) ha presentado hoy la campaña ‘Elige tu color, elige tu ibérico’ , una acción de comunicación que quiere dar a conocer los detalles y el significado de los cuatro precintos que garantizan que el producto es Ibérico y el proceso que se desarrolla para su asignación, para el que se ha implantado la herramienta digital ÍTACA.

Los colores del ibérico

El Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, que aprueba la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico, con la finalidad de ofrecer al consumidor toda la información posible sobre la calidad y origen certificado de los jamones ibéricos existentes en el mercado, puso en marcha el sistema de identificación de productos con precintos de Norma, gestionados por ASICI. Cuatro categorías de Ibérico diferenciadas por cuatro precintos de colores: negro, rojo, verde y blanco.

  • El precinto negro es del Jamón de Bellota 100% Ibérico. Un precinto que certifica que la madre y el padre del cerdo en cuestión son 100% de Raza Ibérica inscritos en el Libro Genealógico; y que el animal, en su etapa de engorde, se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.
  • El precinto rojo es el del Jamón de Bellota Ibérico, que procede de animales 75% de raza ibérica o de animales 50% de raza ibérica y que, en su etapa de engorde, se alimentaron con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.
  • El precinto verde identifica al Jamón de Cebo de Campo y puede proceder de ejemplares 100% ibéricos o 75% ó 50% de raza ibérica alimentados en su etapa de engorde con piensos de cereales y leguminosas y con hierbas del campo.
  • El precinto blanco identifica al Jamón de Cebo Ibérico, y puede proceder de ejemplares 100% ibéricos o 75% ó 50% de raza ibérica, alimentados en granjas a base de piensos de cereales y leguminosas.

Los precintos complementan la información con el etiquetado, que debe incluir información sobre el tipo de producto, alimentación y manejo del animal, el porcentaje racial del cerdo, así como la empresa que certifica todas estas características.

Trazabilidad garantizada

Como primicia, el acto ha servido de escenario para informar sobre la digitalización del sector a través de la implantación de una pionera herramienta digital ÍTACA (sistema de Identificación, Trazabilidad y Calidad) que integra y transmite la trazabilidad de los productos ibéricos, desde el nacimiento del lechón hasta la aparición del producto en los puntos de venta, pasando por los mataderos e industrias. Una plataforma financiada, desarrollada e implantada por el sector y que ha supuesto un antes y un después en sector Ibérico.

“Con el sistema completamente implantado, los consumidores podrán, leyendo con su teléfono móvil el código de barras del precinto de Norma, consultar la trazabilidad de las piezas desde los puntos de venta: fecha y lugar de sacrificio, la explotación en la que se engordaron los animales, así como el tiempo de elaboración de las piezas”, destacaba Durante la presentación Manuel Gómez, director técnico de ASICI.

Resumen
Título
Cada ibérico con su color
Descripción
Negro, rojo, verde y blanco. Cuatro precintos de cuatro colores diferentes que garantizan que la pieza es efectivamente Ibérica e indican el tipo de alimentación y manejo que ha tenido el cerdo, así como su raza.
Autor