El buque oceanográfico Emma Bardán, de la Secretaría General de Pesca, ha iniciado la pasada semana la campaña de investigación BIOMAN 2017, cuya finalidad es realizar una estimación de la biomasa de la anchoa a partir del método de producción diario de huevos, así como determinar el área de puesta y la caracterización de las condiciones hidrográficas, para evaluar la condición de la pesquería de anchoa.

Esta campaña, que se realiza conjuntamente con el buque oceanográfico Ramón Margalef, del Instituto Español de Oceanografía, finalizará el próximo 30 de mayo en el puerto de Pasajes. Las actividades prioritarias que se desarrollarán a bordo del buque Emma Bardán serán las pescas pelágicas para detectar abundancia de huevos de anchoa y muestreos biológicos de la especie, en concreto estudios de crecimiento y reproducción.

Todo sobre la anchoa

Se realizará un registro continuo con métodos de acústica para estimar la abundancia de la anchoa, determinar zonas de puesta y avistamiento oportunista de posibles predadores (aves y mamíferos marinos). También se recogerán datos de muestras de caballa, recopilación de muestras de merluza y caracterización del medio marino en el Golfo de Vizcaya. La zona de actuación se extenderá desde el Cantábrico central hasta la boca del rio Garona y el sur de Bretaña.

Este tipo de campañas son imprescindibles para conocer mejor nuestros mares y garantizar una gestión y protección sostenible de los recursos a largo plazo. Para ello, la Secretaría General de Pesca sigue invirtiendo esfuerzos en desarrollar Campañas de Investigación a bordo de sus buques oceanográficos.

Gracias al convenio de colaboración entre la Secretaría General de Pesca y la Fundación AZTI, para facilitar el acceso y uso de los buques de la Secretaría General y su equipamiento al personal investigador, se consigue poner a disposición de los científicos el instrumento más adecuado dados los fines de la campaña, mientras que se intenta conseguir la optimización de los recursos en beneficio de todas las instituciones.

Buques de investigación pesquera y oceanográfica

El buque oceanográfico Emma Bardán es, junto con el Vizconde de Eza y el Miguel Oliver, uno de los tres buques de investigación pesquera y oceanográfica de la Secretaría General de Pesca.

El Emma Bardán es el más pequeño de los tres con 29 metros de eslora y 7,5 de manga. No obstante, está preparado y equipado para el desarrollo de campañas multidisciplinares, contando con dos laboratorios y un diseño para reducir al mínimo los ruidos y vibraciones, lo que le permite la obtención de datos acústicos de investigación pesquera de gran calidad.

Resumen
Título
Campaña para evaluar la biomasa de anchoa en el Golfo de Vizcaya
Descripción
El buque oceanográfico Emma Bardán ha iniciado la campaña de investigación BIOMAN 2017, cuya finalidad es realizar una estimación de la biomasa de la anchoa a partir del método de producción diario de huevos.
Autor