El café caliente de la mañana o la cervecita fría del aperitivo o la tarde, además de resultar un reconfortante momento de descanso, pueden ser a partir de ahora una buena forma de sacarnos del apuro que supone habernos quedado sin batería en el teléfono móvil. Por ejemplo con artilugios como el nuevo dispositivo Epiphany […]

El café caliente de la mañana o la cervecita fría del aperitivo o la tarde, además de resultar un reconfortante momento de descanso, pueden ser a partir de ahora una buena forma de sacarnos del apuro que supone habernos quedado sin batería en el teléfono móvil.

Por ejemplo con artilugios como el nuevo dispositivo Epiphany onE Puck. A partir de un clásico motor Stirling, un modelo inventado en 1816, alimentado únicamente por las diferencias de calor —una bebida caliente o fría, una vela, hielo, etc.— y ayudado de los últimos materiales y técnicas electrónicas, es capaz de proporcionar la energía suficiente para cargar completamente la batería de un móvil.

El sistema, fabricado por Epiphany Labs, es compatible con iPhone, Android, o dispositivos similares como iPods y su puesta en marcha es tan sencilla como conectar el teléfono al mecanismo y situar sobre él la fuente de calor o frío.

Epiphany onE Puck es pequeño, ligero y portátil, lo que ofrece la ventaja de poderlo utilizar en cualquier momento y lugar, como bares o restaurantes, evitando la molestia que supone andar buscando desesperadamente un asiento cercano a un enchufe.

El nuevo dispositivo busca actualmente financiación externa a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter.

{jathumbnail off}