Los datos sobre el desperdicio alimentario en Europa —tan solo en España desperdiciamos alrededor de 7,7 millones de toneladas de alimentos anualmente— son muy preocupantes en cualquier época del año pero, especialmente, en primavera y verano, unos meses en los que, según el ministerio, se tiran un total de 260 millones de kilos de frutas y verduras, 13 millones de kilos más que en el resto del año.

Y es que, a pesar de ser alimentos muy adecuados para la temporada más calurosa del año por su gran cantidad de nutrientes y agua, y porque con ellos se pueden preparar recetas muy frescas para sobrellevar el calor, son también productos más sensibles a las altas temperaturas y si no se conservan bien se estropean mucho más rápido.

Por ello, desde Too Good To Go —app que lucha contra el desperdicio de alimentos— han querido ofrecer una serie de consejos muy sencillos con los que contribuir a reducir el desperdicio de frutas y verduras en verano.

Desperdicio de frutas y verduras en verano

Planificar la compra. Antes de comprar es muy recomendable echar un vistazo a lo que tenemos en la despensa y en la nevera y elaborar una lista con lo que necesitamos. De esta manera evitaremos comprar de más o cosas que ya tengamos en casa.

Comprar productos locales y de temporada. Con este tipo de productos, que se encuentran en su momento óptimo de consumo y, por tanto, se conservan mejor, estaremos ahorrando dinero y, además, contribuyendo con la economía local comprando a comercios y productores de proximidad.

El frigorífico siempre ayuda. Conservar lo más frescas posible las frutas y verduras que tenemos en casa es clave para evitar que se estropeen antes de tiempo. En esta tarea el frigorífico es nuestro mejor aliado, siempre que recordemos tenerlo a una temperatura media de 5 ºC y guardar toda la fruta y verdura en los cajones inferiores, normalmente la zona más fría de la nevera que ayuda a conservar mejor estos alimentos.

El congelador para conservar durante más tiempo. Prácticamente se puede congelar toda la fruta y verdura. Un consejo muy práctico antes de congelar es cortarla, dividirla en raciones y guardarla en recipientes de congelación, De esta manera no tendremos que descongelarlo todo de golpe, sino que podremos ir sacando según lo necesitemos.

Creatividad en la cocina. La fruta y verdura madura sigue siendo igual de sabrosa que siempre y hay muchas formas de aprovecharla antes de que se siga estropeando. Tan solo hay que echarle imaginación en la cocina, haciendo desde un buen gazpacho o salmorejo con los tomates a unas cremas frías con la verdura más madura, hasta batidos, helados o postres con esa fruta que ya ha madurado un poco de más.

Excedentes a precio reducido. Y, finalmente, desde Too Good To Go recuerdan que en su app figuran miles de supermercados y fruterías venden su excedente de frutas y verduras, entre otros productos, a precio reducido. Salvando packs con ese excedente a través de la aplicación se contribuye también a evitar el desperdicio en las tiendas.

Resumen
Cómo contribuir a reducir el desperdicio de frutas y verduras en verano
Título
Cómo contribuir a reducir el desperdicio de frutas y verduras en verano
Descripción
Los datos sobre el desperdicio alimentario en Europa —tan solo en España desperdiciamos alrededor de 7,7 millones de toneladas de alimentos anualmente— son muy preocupantes en cualquier época del año pero, especialmente, en los meses de primavera y verano.
Autor