Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el mes de abril el volumen de producción de las industrias de alimentación decayó en un 4% y el de bebidas en un 9%. Con este dato, será ya el tercer mes consecutivo en que el subsector de alimentación acumule caídas en sus cifras, […]

Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el mes de abril el volumen de producción de las industrias de alimentación decayó en un 4% y el de bebidas en un 9%.

Con este dato, será ya el tercer mes consecutivo en que el subsector de alimentación acumule caídas en sus cifras, con una media en el total anual de -2,8%,  mientras que el de bebidas mantiene la misma tónica descendente desde primeros de año, con una media de un 5% en el primer cuatrimestre.

En términos generales, el Índice de Producción Industrial total sufrió en el mes de abril una variación interanual del -4,1%, con une evolución negativa en la totalidad de los diferentes sectores industriales. De todos ellos, fueron los bienes de consumo no duradero -especialmente la bajada de los productos de bebidas y alimentación- los que más influyeron en la caída generalizada.

Por su parte, los bienes intermedios, principalmente los relacionados con la construcción, así como los artículos de consumo duradero, también perdieron. En concreto, los bienes de consumo duradero cedieron un 15,7% en abril, confirmando la tendencia a la baja de los últimos meses.

El Índice de Producción Industrial (IPI) es un indicador coyuntural que mide la evolución mensual en calidad y cantidad de la actividad productiva de las ramas industriales eliminando la influencia de los precios. Los resultados se obtienen a través de encuesta continua que se realiza mensualmente sobre una base de más de 13.200 establecimientos.