El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, va a desplegar los medios de control, marítimos y aéreos necesarios para prestar apoyo y protección a la flota bonitera en la campaña de este año, un plan que se podrá en marcha en dos fases, a través de la Secretaría General del Mar. En […]

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, va a desplegar los medios de control, marítimos y aéreos necesarios para prestar apoyo y protección a la flota bonitera en la campaña de este año, un plan que se podrá en marcha en dos fases, a través de la Secretaría General del Mar.

En la primera fase, se mantienen en el periodo inicial de la campaña bonitera los recursos de seguimiento a través del Centro de Control Satelital de la SGM que, por otra parte permanece en contacto diario con el buque de asistencia “Juan de la Cosa”, del Ministerio de Trabajo, para intervenir en cualquier tipo de incidencia que pudiera producirse en el transcurso de la campaña de pesca.

A partir del 11 de julio, cuando empiece el tramo de mayor actividad de la campaña bonitera, el patrullero de altura “Chilreu” iniciará su tarea de apoyo a esta flota. La labor de este buque se complementará con los medios aéreos, con base en aeropuertos gallegos, de que dispone la Secretaría General del Mar.

Colaboración entre el MARM y la Armada Española

La intervención del patrullero “Chilreu” en esta campaña se enmarca en el convenio de colaboración entre el MARM y el Ministerio de Defensa, a través de la Armada, sobre la inspección y vigilancia de las actividades de pesca, una acción que proporciona cobertura a las campañas de Bonito, Atún Rojo, NAFO y NEAFC, con los patrulleros de altura “Chilreu”, “Alborán”, “Arnomendi” y “Tarifa”

La reunión de coordinación y seguimiento con las diferentes Administraciones e instituciones que participan en la campaña del bonito se celebrará antes del mes de julio. Como en años anteriores, una de las prioridades del MARM es la de continuar apoyando la campaña de la flota bonitera en los momentos álgidos de esta pesquería.

En este contexto, la Secretaría General del Mar recuerda la importante labor realizada en los últimos años para garantizar, entre todas las Administraciones e instituciones que intervienen en la campaña del bonito, la explotación sostenible de los recursos y la viabilidad de la flota; el cumplimiento de la legislación nacional y comunitaria y la seguridad y control de la flota bonitera.