Madrid acoge hoy jueves la Reunión de Alto Nivel sobre Hambre, Seguridad Alimentaria y Nutrición, una cumbre entre expertos, organizaciones internacionales y líderes políticos sobre el cumplimiento de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio y que será clausurada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el presidente del Gobierno español, Mariano […]

Madrid acoge hoy jueves la Reunión de Alto Nivel sobre Hambre, Seguridad Alimentaria y Nutrición, una cumbre entre expertos, organizaciones internacionales y líderes políticos sobre el cumplimiento de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio y que será clausurada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El encuentro tiene como objetivo impulsar los acuerdos necesarios para alcanzar las importantes metas ¬—erradicar la pobreza extrema y el hambre, enseñanza primaria universal, igualdad entre los géneros, autonomía de la mujer y reducir en dos tercios la mortalidad infantil— marcadas en el año 2000 con la firma de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y cuyo plazo finaliza en 2015, en plena crisis económica internacional.

 En la inauguración de la cumbre esta mañana, el ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que “la Agricultura desempeña un papel fundamental en la lucha contra el hambre, la seguridad alimentaria y la nutrición, entendida en un sentido amplio, como fábrica de alimentos en todas las circunstancias, y aplicada racionalmente”. Especialmente, ha añadido, en el caso de las poblaciones rurales de los países en desarrollo, donde estos problemas se manifiestan en toda su crudeza. 

Arias Cañete ha explicado que con la Reunión que se celebra hoy se cierran los trabajos de las 11 Consultas Globales Temáticas, la referida al hambre, la seguridad alimentaria y la nutrición, auspiciada por los Gobiernos de Colombia y España, “como países tradicionalmente comprometidos en la lucha contra el hambre”. 

Hambre, inseguridad alimentaria y malnutrición

Según ha detallado el ministro español, los documentos tienen como grandes objetivos “identificar” las principales recomendaciones y aportaciones realizadas en las fases previas a la consulta y crear un espacio político para atraer la atención internacional sobre la importancia de combatir el hambre, garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición, para que sigan siendo prioridades de la Agenda de Desarrollo post-2015.

“No es exagerado decir que el hambre y la malnutrición constituyen la mayor pandemia de la humanidad” y que “en un mundo global como el actual, ha pasado de ser una desgracia para las personas que lo sufren a convertirse en un peligro para toda la humanidad”, afirmaba Arias Cañete, recalcando que España tiene experiencia en la lucha contra el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición, mediante el establecimiento de instituciones en distintos marcos de organización política. En esta actuación, “siempre ha prevalecido la idea de abordar estas tres cuestiones de forma conjunta, para garantizar una alimentación sana y asequible a la población, como primer escalón para la salud individual”, ha señalado. 

Frenar las pérdidas y el desperdicio de alimentos

Por otra parte, Arias Cañete ha hecho referencia a la conveniencia de un mayor aprovechamiento de cultivos hoy infrautilizados: “trabajar sobre los cultivos locales, potenciando sus cualidades, es una vía razonable de enfrentarse al problema que nos ocupa”.

También ha hecho hincapié en la necesidad de evitar las pérdidas y desperdicios que se producen a lo largo de la cadena alimentaria, recordando que “según cálculos de la FAO, con tan sólo reducir a la mitad los alimentos desperdiciados, rebajaríamos en un 50% las necesidades de alimentos previstas para 2050”.


{jathumbnail off}