Si el desperdicio alimentario supone un grave problema, tanto económico como de sostenibilidad, en cualquier momento del año, lo es mucho más en las fechas navideñas con el incremento de reuniones familiares y con amigos, comidas de empresa, cestas de regalo…

De hecho, según una reciente encuesta realizada por Too Good To Go —empresa y app que lucha contra el desperdicio de alimentos— siete de cada diez consumidores españoles afirman que compran más alimentos en épocas festivas para asegurarse que tienen comida suficiente para sus invitados durante la Navidad.

Según los consumidores

Y consultados estos mismos consumidores sobre sus propuestas para solucionarlo, las respuestas más destacadas son:

  • Casi el 63 % de los encuestados afirma que suele utilizar las sobras de las comidas principales de Navidad para crear nuevos platos o recetas.
  • Un 43,2 % guarda la comida sobrante para consumirla más adelante.
  • Un 40 % intenta calcular mejor las cantidades.
  • Un 35,1 % eligen la planificación previa del menú y de la lista de la compra.
  • El 20,7 % asegura que con la comida que no se ha podido consumir prepara tuppers para que los invitados se lleven a casa.

En cuanto a las soluciones para este año en concreto:

  • El 54,5 % indica que la inflación influirá de manera significativa en sus compras navideñas.
  • Un 29,2 % tiene la intención de reducir la cantidad priorizando productos rebajados y un 25,3 % piensa disminuir la cantidad de alimentos adquiridos.
  • Aun así, un 32,3 % planea mantener sus hábitos habituales de compra de alimentos, mientras que un 7,4% tiene la previsión de aumentar su gasto en comida durante las fiestas.

Según los expertos

Por su parte, desde Bene Bono —startup que salva frutas y verduras ecológicas e imperfectas— proponen una serie de consejos y recetas para ayudar a luchar contra el malgasto de alimentos durante la Navidad:

  • Planificación detallada. Antes de realizar las compras, elaborar un plan detallado de los alimentos que se necesitan en función del número de invitados, los gustos personales y la cantidad de reuniones con amigos y familiares que se espera tener a lo largo de estos días, evitando así comprar en exceso y que los alimentos se estropeen.
  • Ajustar las raciones sirviendo porciones más pequeñas para evitar que la comida se quede en el plato. Ofrecer una segunda ronda de comida, en lugar de llenar los platos a rebosar.
  • Almacenamiento adecuado. Conservar adecuadamente los alimentos en lugares frescos, el congelador o la nevera para que tengan una segunda oportunidad más adelante.
  • Compartir y donar. Compartir los excedentes de alimentos con amigos o familiares también puede ser una forma de reducir el malgasto, por ejemplo preparando tuppers para repartir a los invitados o donarlos a organizaciones benéficas como comedores sociales o albergues.
  • Recetas con los restos. La cocina de aprovechamiento que le da una segunda vida a restos y sobrantes de las comidas navideñas supone un gran ahorro alimentario. Los alimentos que estén en buenas condiciones pueden tener una nueva oportunidad de formar parte de originales platos.
Resumen
Cómo evitar el desperdicio alimentario navideño, según los consumidores y los expertos
Título
Cómo evitar el desperdicio alimentario navideño, según los consumidores y los expertos
Descripción
Si el desperdicio alimentario supone un grave problema, tanto económico como de sostenibilidad, en cualquier momento del año, lo es mucho más en las fechas navideñas con el incremento de reuniones familiares y con amigos, comidas de empresa, cestas de regalo…
Autor