En verano, ya sea en nuestra propia casa o en las salidas que realizamos a los mejores restaurantes, apetecen siempre los productos y sabores más refrescantes, sin que por ello nos veamos obligados a prescindir de líneas gastronómicas tan atractivas como una buena charcutería. Como es el caso de los artículos del productor francés Jean […]

En verano, ya sea en nuestra propia casa o en las salidas que realizamos a los mejores restaurantes, apetecen siempre los productos y sabores más refrescantes, sin que por ello nos veamos obligados a prescindir de líneas gastronómicas tan atractivas como una buena charcutería.

Como es el caso de los artículos del productor francés Jean Routhiau y sus últimas propuestas de lonchitas de pastrami al estilo de Nueva York y las de pollo asado, cortado en juliana.

En la ciudad estadounidense, el pastrami se ha convertido en uno de sus productos estrella. Elaborado con buey al que se le añaden especias, el resultado es una carne tierna y de marcado sabor, muy adecuada para sándwiches, mini brochetas y otros aperitivos. Y muy fácil de utilizar, ya que se presenta en lonchas congeladas individualmente y se calienta en el microondas durante tan sólo 3 minutos o en sartén, durante 5, aunque también puede disfrutarse en frío.

Por otro lado, el pollo, de bajo contenido calórico, se presenta en lonchitas de fiambre asado al estilo kebab, una buena solución para bocadillos, ensaladas, pizzas… y tan sencillo de preparar como calentar durante 1 minuto en el microondas y 4 en la sartén.

Otra opción es el pollo asado en juliana, jugoso y delicioso asimismo tanto caliente como frío.

{jathumbnail off}