Nacido en Cáceres hace treinta años, Félix Guerrero comenzó su andadura con Pedro Larumbe haciendo prácticas en 2005. Hoy, nueve años más tarde, es su Jefe de Cocina, manteniendo la línea de clasicismo renovado y respeto a los sabores que marcan la trayectoria del chef navarro.

“Es un reto cada día. Ver cómo vuelven los platos a la cocina, crear nuevos platos con los productos de temporada, experimentar… Es un reto que me apasiona”. Así explica Félix Guerrero (Badajoz) su trabajo como Jefe de Cocina junto a Pedro Larumbe en el restaurante que el chef navarro tiene en el corazón de la Castellana, en Madrid.

A Pedro Larumbe le gusta apostar por sus equipos, y éste ha sido el caso de Félix, quien tras unas prácticas en el restaurante Zalacaín de Madrid, entró como aprendiz en su cocina en 2005. Periodos de trabajo en Casa Gerardo (Prendes, Asturias) y El Retiro (Candas, Asturias) se vieron seguidos por su entrada como Segundo Jefe de Cocina en el restaurante de Pedro Larumbe en 2009, donde actualmente es Jefe de Cocina.

Ambos chef se sienten muy a gusto trabajando juntos. Félix admira el trabajo del chef navarro. “Es un gran profesional, muy serio, muy trabajador, y cada día aprendo algo de él”, explica. Mano a mano, Pedro Larumbe y Félix Guerrero renuevan de forma constante la carta tanto del restaurante El 38 de Larumbe como de su bistró, siempre respetando su pasión por los sabores y la materia prima de calidad.