Nacido en 1962 en Santa Eulàlia (Barcelona), el que durante cinco años consecutivos ha sido considerado como el mejor cocinero del mundo, Ferrán Adriá, inició su andadura profesional con la idea de graduarse en Ciencias Empresariales, unos estudios que no solo nunca llega a realizar, sino que por el contrario, en 1980 abandona su formación […]

Nacido en 1962 en Santa Eulàlia (Barcelona), el que durante cinco años consecutivos ha sido considerado como el mejor cocinero del mundo, Ferrán Adriá, inició su andadura profesional con la idea de graduarse en Ciencias Empresariales, unos estudios que no solo nunca llega a realizar, sino que por el contrario, en 1980 abandona su formación básica y su domicilio familiar para trasladarse a Casteldefells, al Hotel Playafels, para comenzar en el mundo de la cocina como un simple friega platos.

Iniciado en los secretos básicos de la cocina clásica por el chef de este hotel, en 1981,  cumpliendo con el que entonces era su sueño, viaja a la isla de Ibiza donde durante un par de años  desempeña diversas tareas menores también relacionadas con la hostelería.

Al regresar a Barcelona sigue desempeñando distintos cometidos en varios establecimientos de restauración hasta que logra ingresar en el prestigioso restaurante Finisterre, en el que permanece hasta que tuvo que hacer el servicio militar, donde pasó a formar parte del equipo de cocina de la Capitanía General, una circunstancia que le sirvió de gran experiencia personal y profesional.

En agosto de 1983 pasa a formar parte del equipo de elBulli, donde establece contacto con  quien por aquel entonces era su director de sala, Juli Soler. Al poco tiempo se le ofrece el puesto de jefe de partida y desde ese momento su carrera se vincula de forma incondicional a este restaurante, pasando en poco tiempo a ser el responsable absoluto de su cocina, conseguir las preciadas tres estrellas Michelín y convertir el establecimiento en uno de los templos indudables de la gastronomía mundial. Actualmente es propietario de elBulli, junto con Jordi Soler.

Referente internacional

Es el precursor y principal representante de la llamada cocina molecular, una tendencia, estilo o movimiento –según opiniones- al que se han sumado la gran mayoría de los chefs estrella actuales, en todo el mundo.

Si se le pregunta por sus maestros, responde que se considera influenciado por toda la generación de la llamada nouvelle cousine francesa, entre ellos  Michel Guirard, Alain Ducasse o Jacques Maximin. En España tiene como referente a Juan Mari Arzak. Pero sin duda Ferran Adriá ha superado con mucho las enseñanzas recibidas de estos grandes maestros, investigando por cuenta propia hasta alcanzar un tipo de cocina única y personal que le distingue y ha logrado crear toda una tendencia gastronómica internacional.

En infinidad de ocasiones ha sido protagonista de las portadas de los más prestigiosos medios de todo el mundo como Time, Le Monde, The New York Times, El País y todo tipo de publicaciones profesionales. Se ha convertido en un mito de nuestros días, donde una nueva disciplina, la cocina, se propaga como una forma más de arte, marcando una diferencia muy notable con sus creaciones.

adria-plato