La ministra Rosa Aguilar ha confirmado el compromiso del Gobierno francés de tomar medidas para garantizar plenamente la libre circulación y seguridad de los camiones españoles que transportan frutas y hortalizas en su territorio. La titular del MARM ha obtenido estas garantías tras mantener una conversación telefónica con su homólogo francés, Bruno Le Maire, en […]

La ministra Rosa Aguilar ha confirmado el compromiso del Gobierno francés de tomar medidas para garantizar plenamente la libre circulación y seguridad de los camiones españoles que transportan frutas y hortalizas en su territorio.

La titular del MARM ha obtenido estas garantías tras mantener una conversación telefónica con su homólogo francés, Bruno Le Maire, en la que Rosa Aguilar ha exigido “con toda contundencia” el cese de los ataques contra intereses agrícolas españoles. La Ministra también ha obtenido el compromiso de Francia de reforzar  la vigilancia de los almacenes españoles situados en el sur del territorio galo.  

En el transcurso de la entrevista, ambos ministros acordaron empezar a trabajar la próxima semana para presentar en septiembre ante la Comisión Europea una propuesta “fuerte” en relación con los mecanismos de regulación del mercado hortofrutícola europeo para que éstos sean “más efectivos y eficaces”.

Confianza en las gestiones

Rosa Aguilar también viajará a París el próximo septiembre con el objetivo de conocer la posición francesa con vistas al resarcimiento de los daños provocados por las acciones violentas sobre los productos agrícolas y el transporte procedente de España. La ministra ha expresado su confianza en que el sector agrícola español sabrá esperar para ver los resultados del trabajo y las gestiones llevadas a cabo por el Gobierno de España para “atajar esta situación”.

Rosa Aguilar ha recordado que, desde el momento en que se iniciaron las agresiones contra camiones españoles que transportan frutas y hortalizas de origen español en territorio francés, tanto el MARM como el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y el Ministerio de Interior han realizado continuas gestiones ante Francia para exigir el cese de unas acciones que vulneran la normativa comunitaria y garantizar la libre circulación de mercancías entre los Estados Miembros de la UE.