Los presupuestos previstos para Turismo en 2012 ascienden a 420,99 millones de euros, lo que supone de hecho una drástica reducción del 30,6% respecto a los del año anterior. Estas cifras impedirán la puesta en marcha de nuevos proyectos, limitando la actividad ministerial únicamente a dar continuidad a parte de los programas ya existentes.   […]

Los presupuestos previstos para Turismo en 2012 ascienden a 420,99 millones de euros, lo que supone de hecho una drástica reducción del 30,6% respecto a los del año anterior. Estas cifras impedirán la puesta en marcha de nuevos proyectos, limitando la actividad ministerial únicamente a dar continuidad a parte de los programas ya existentes.

 

 

Así lo ha explicado esta mañana el subsecretario de Industria, Energía y Turismo, Enrique Hernández Bento, en la presentación del presupuesto del Ministerio –que conlleva una reducción total del 31,95% con respecto a 2011– a la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados.

Este presupuesto, según el subsecretario, supone el mayor esfuerzo presupuestario de la Democracia y tiene como objetivo cumplir con el compromiso ineludible del Gobierno y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de reducir el excesivo déficit hasta los niveles fijados y favorecer la creación de empleo.

3.752,8 millones, presupuesto total del Ministerio

El presupuesto ascenderá a 3.752,8 millones de euros frente a los 5.514,5 millones de 2011, según cifras comparables (excluyendo la partida de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, que ha pasado a depender del Ministerio de Economía y Competitividad).

Dentro del presupuesto, en el capítulo I que se refiere a Gastos de personal, se reduce la dotación hasta los 68,1 millones de euros, un 9,53% menos respecto a la dotación del ejercicio 2011. Este importante ahorro de 7,1 millones de euros se logra gracias a la reducción de la estructura orgánica del Ministerio, la reducción del 10% del complemento productividad de los altos cargos, la amortización de plazas vacantes en la estructura orgánica y la congelación de la tasa de reposición de efectivos, entre otras cuestiones.

El presupuesto para gastos corrientes, que cubre servicios como la limpieza, la seguridad, el mantenimiento de instalaciones, los suministros energéticos y generales, entre otros, del Ministerio, se reduce un 24,3% a 18,2 millones de euros. Detrás de este descenso se encuentra la renegociación de contratos de servicios, la reducción de un 87% en la partida de publicidad y propaganda y a la significativa reducción en las partidas de atenciones protocolarias, dietas y locomoción, que se sitúan en torno a un 9% y un 13%.

Recortes para Turespaña

Las transferencias corrientes (capítulo IV) se reducen en un 29,10% alcanzando una dotación de 349,7 millones de euros, y las transferencias de capital (capítulo VII) se dotan de 628,7 millones de euros lo que supone una reducción del 57,1%. Los recortes en ambos capítulos afectan a los organismos públicos, principalmente al Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y a Turespaña. Además, esta disminución de las transferencias afecta a Red.es, a Programas espaciales y a la CNE entre otros.

Por todo lo anterior, el presupuesto no financiero del Ministerio (suma de capítulos I a VII) asciende a 1.124,72 millones de euros con una disminución del 46,5% respecto a 2011.

El capítulo VIII de activos financieros se dota con 2.618,16 millones de euros, con una reducción del 22,98%. Esta reducción se aplica, principalmente al programa de proyectos tecnológicos cualificados relacionados con la defensa, al sector aeronáutico y a la aplicación del Plan Avanza, entre otros.

En definitiva, este descenso, motivado por el esfuerzo adicional del Gobierno en reducir el excesivo déficit que dejó el anterior gobierno socialista, se combina con la puesta en marcha de profundas reformas estructurales que favorezcan el crecimiento económico y la generación de riqueza y empleo.

¿Cómo le afecta a Turismo?

Los presupuestos de Turismo, que ascienden a 420,99 millones de euros, con una reducción del 30,6%, han dado continuidad a gran parte de los programas ya existentes que gozaban de consenso en el sector y que se habían demostrado efectivos para alcanzar sus objetivos, pero se han adaptado a la coyuntura actual de consolidación fiscal y a los objetivos de política turísticas definidos en el nuevo Plan Nacional Integral de Turismo en el que trabaja el Ministerio.

En este sentido responden a objetivos de eficiencia en la asignación de recursos y de una mayor colaboración con todos los actores implicados en el impulso de la actividad turística: las restantes administraciones públicas y el sector privado.

Se suprime el programa de Turismo Senior

Algunos programas se han suprimido por no justificar sus resultados la inversión que estaban consumiendo, mientras que a otros, como el programa de Turismo Senior (Europe Senior Tourism), se utilizarán remanentes de 1,2 millones de euros, que darán continuidad al programa 2012-2013 con unas 15.000 plazas.

La partida destinada al Plan Future se sustituye con tres nuevas líneas de actuación dotadas en conjunto con 318,24 millones de euros que se enmarcarán en el Plan Nacional e Integral de Turismo que está en elaboración.

Estas tres líneas estarán destinadas a jóvenes emprendedores en Turismo, dotada con 41,24 millones de euros, a empresas del sector turístico, con 275 millones, y la línea ICO para la Isla del Hierro Turismo, con un presupuesto de 2 millones de euros.

Asimismo, la financiación de los Fondos para la modernización de infraestructuras en destinos turísticos maduros (FOMIT) se reduce un 99% dado que la actividad se realizará por la existencia en el Fondo de un saldo positivo de tesorería de 130 millones de euros.

Paradores se queda sin nuevas inversiones

El presupuesto para Turespaña se reduce un 36,34% a 97,88 millones de euros. La mayor parte del ajuste se asume disminuyendo los gastos en inversión no acometiendo nuevas inversiones por parte de instituciones como Paradores en tanto no mejore la situación financiera.

En este sentido, los programas de inversión de cada parador se concentran en un solo programa denominado “Varios Paradores” con una dotación de 10,25 millones de euros. Este cambio se realiza para facilitar la gestión presupuestaria y el reajuste de anualidades que se llevarán a cabo durante el presente ejercicio.

Turespaña mantiene la transferencia al Instituto para la Calidad Turística Española con 450.000 euros para el apoyo de la Marca de Calidad Turística de España y el desarrollo de normas y la adecuación continua al Sistema de Calidad Turístico Español (SCTE).