La fusión de ingredientes del Mediterráneo oriental con clásicos de Europa occidental está generando una nueva cocina mediterránea del siglo XXI, con ingredientes y sabores tan españoles como el mojo verde, la salsa romesco o el vinagre de jerez, junto a otros como la salsa picante skhug o la mezcla de pimienta con frutas, que son ya tendencia en auge a nivel global.

Son algunos de los sabores destacados como preferidos para este año según el informe Tendencias en Sabores 2017 McCormick y Ducros, un estudio global en el que se dan a conocer las tendencias gastronómicas que marcarán la agenda culinaria en 2017 y años posteriores.

“Este año el informe identifica sabores potentes y sorprendentes que impactarán, sin duda, tanto en la industria alimentaria y en los creadores de tendencias como en el mundo de la restauración y los hogares. Como ejemplo, el Baharat, una versátil y fragante mezcla de especias originaria del mediterráneo más oriental y compuesta por ingredientes como el comino, el cardamomo, la pimienta negra o la nuez moscada, es uno de los sabores clave identificados en esta edición que no dejará indiferente a nadie y se impondrá a nivel global. Puede usarse tanto para realzar el sabor de las sopas como para dar un toque final a salsas de tomate o recetas con pollo”, comenta Esther Maldonado, marketing manager de McCormick España.

Se trata de un informe que lleva casi veinte años prediciendo sabores emergentes: ingredientes como el chipotle, el agua de coco o la salsa peri-peri fueron identificados, en su momento, como tendencias globales, y hoy en día es fácil encontrarlos en comercios, hogares o restaurantes de prácticamente todo el planeta, dando lugar a recetas tan sabrosas como este Guiso de garbanzos y carne picada de cordero con salsa skhug.

Guiso de garbanzos y carne picada de cordero con salsa skhug

INGREDIENTES

  • 125 g queso ricota
  • 4 cucharadas soperas cucharadas de salsa skhug, dividida
  • 2 cucharaditas Ducros Cilantro hojas
  • 2 cucharaditas Ducros Comino molido
  • 1/2 cucharadita de Semillas de Alcaravea Ducros, machacadas
  • 1/2 cucharadita Ducros Pimienta negra machacada
  • 1/2 cucharadita de Semillas de Hinojo, molidas en mortero
  • 150 g calabaza pelada, en dados
  • 225 g carne picada de cordero o ternera
  • 1 berenjena, en dados
  • 1 cebolla roja, en dados
  • 400 g garbanzos escurridos
  • 1 cucharadita Ducros Ajo picado
  • 400 g lata de tomates troceados
  • 50 g hojas de brotes de espinaca
  • 1 limón, zumo
  • 1/4 pepino, en dados

Para la salsa skhug

  • 15 g hoja de cilantro
  • 15 g perejil de hoja plana
  • 75 ml aceite de oliva virgen extra
  • 4 guindillas tailandesas “ojo de pájaro” frescas, picadas finas
  • 1 cucharadita Ducros Ajo picado
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1 cucharadita Ducros Cilantro hojas
  • 1 cucharadita Ducros Comino molido
  • 3 semillas de Cardamomo Ducros, sin cáscara y molidas
  • 1/2 cucharadita Ducros Pimienta negra machacada
  • 1/2 cucharadita Ducros Sal de mar

ELABORACIÓN

Mezcle el queso ricota y 1 cucharada de salsa skhug en un cuenco pequeño hasta que estén bien combinados. Cubra y refrigere hasta el momento de servir. Reserve la Salsa Skhug restante para añadir al crujiente de cordero.

Mezcle todas las especias secas en un cuenco pequeño, y resérvelo. Cueza la calabaza al vapor o en el microondas hasta que quede blanda, y resérvela.

Caliente una sartén grande a fuego medio-alto. Añada el cordero, cueza removiendo durante 3 minutos. Añada 2 cucharaditas de la mezcla de especias secas y cueza removiendo hasta que el cordero se haya dorado. Con una cuchara calada, retire el cordero de la sartén y resérvelo.

Añada la cebolla, calabaza y berenjena y remueva mientras cuece a fuego medio-alto durante 5-6 minutos. Añada los garbanzos, Ajo y la mezcla de especias restante y cueza removiendo durante 3-4 minutos. Agregue los tomates y el cordero dorado y cueza hasta que la calabaza quede tierna. Agregue las espinacas, zumo de limón y Salsa Skhug reservada, y cueza hasta que las espinacas empiecen a reblandecerse.

Para servir, coloque el crujiente de garbanzos y cordero en cuencos y corone con los dados de pepino y una porción de ricota skhug.

Para la salsa skhug. Bata todos los ingredientes en una batidora hasta que queden bien mezclados. Coloque en la nevera durante al menos 30 minutos para que los sabores se combinen, o hasta el momento de servir.

Resumen
Nombre receta
Guiso de garbanzos y carne picada de cordero con salsa skhug
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Guiso de garbanzos y carne picada de cordero con salsa skhug
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%