Cuentan los lugareños de la región belga de Flandes que hace mucho tiempo vivía por la zona un ermitaño de nombre Hof van Cleve, refugiado en unos antiguos edificios rurales. Cuando en 1992 Peter y Lieve Goossens, un matrimonio local, decidieron convertir esos edificios en uno de los mejores restaurantes del país, le pusieron su […]

Cuentan los lugareños de la región belga de Flandes que hace mucho tiempo vivía por la zona un ermitaño de nombre Hof van Cleve, refugiado en unos antiguos edificios rurales. Cuando en 1992 Peter y Lieve Goossens, un matrimonio local, decidieron convertir esos edificios en uno de los mejores restaurantes del país, le pusieron su nombre al recién inaugurado establecimiento.

Desde entonces los Goossens, con Peter en la cocina y Lieve al cargo de la sala, han logrado crear un agradable y elegante local en el que desde el mismo momento en el que se cruza la puerta reina la calma y la tranquilidad. En este tiempo han alcanzado las preciadas tres estrellas Michelín y se han situado en el puesto número 15 de la lista S.Pellegrino de los mejores restaurantes del mundo.

Cocinando el Mar del Norte

La suave y moderna decoración del comedor a base de blancos, negros y marrones acompañados de buenas piezas de arte contemporáneo es una experiencia relajante, una sensación confortable que inmediatamente se extiende a la carta elaborada por Peter Goossens aprovechando la tremenda riqueza del cercano Mar del Norte -langosta, atún rojo, bacalao danés- y de las abundantes especialidades de la fértil tierra de la región de Flandes.

Desde muy joven, Peter ha estado preocupado y ha puesto mucho énfasis en el uso de ingredientes frescos y productos de temporada, de modo que ha terminado convirtiendo estos factores en el eje central de su propuesta culinaria.

De hecho, la crítica especializada le ha descrito siempre como un cocinero generoso que pone mucho cariño en su cocina, realizada al estilo belga tradicional pero destacando nuevos sabores y sobre todo con una elegante presentación que ya de entrada gana al cliente por su atractivo diseño.
Si alguna vez decide visitar este restaurante, la casa de campo donde se encuentra instalado se encuentra a menos de veinte minutos de la ciudad belga de Gante, menos conocida que la famosa Brujas pero igualmente bonita y misteriosa.

Hof van Cleve
Riemegemstraat 1, 9770 Kruishoutem, Bélgica
Tel. +32 (0) 9 3835 848
www.hofvancleve.com