En la cocina aragonesa se plasman una gran variedad de alimentos, una extensa tradición gastronómica y la influencia sobre el territorio de culturas milenarias que han cultivado productos tan conocidos hoy como el ternasco de Aragón, el jamón de Teruel, el melocotón de Calanda, el aceite del Bajo Aragón…

Productos que hoy en día han dado lugar a una interesante mezcla entre una ambiciosa cocina renovada y de los guisos populares cargados de historia y tradición. Alimentos de Aragón, figuras de calidad diferenciada como “C’alial”, la marca de calidad del Gobierno de Aragón, Denominaciones de Origen Protegidas, Indicaciones Geográficas Protegidas, Artesanía Alimentaria, Produción Ecológica o Producción Integrada. Tras cada una de estas figuras hay una ingente labor que asegura la calidad, la autenticidad y carácter de cada producto.

Y, por supuesto, los vinos de la Región, fruto de una cultura enológica milenaria. Una de las vertientes turísticas que mayor interés despierta es el turismo enológico. Aragón cuenta con cuatro denominaciones de origen vitivinícolas: Somontano, Cariñena, Campo de Borja y Calatayud. Vinos, todos ellos, perfectos para acompañar platos como estos Huevos tontos de Fuendejalón, una receta ofrecida por el Gobierno de Aragón a través de su portal Gastronomía Aragonesa.

Huevos tontos con longaniza y costilla 

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 200 g de longaniza
  • 200 g de costilla de cerdo
  • 100 g de pan rallado
  • 3 huevos
  • 200 g de espárragos
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo
  • Sal

ELABORACIÓN

En primer lugar, troceamos la longaniza y la costilla de cerdo.

Las sofreímos en una cacerola con aceite caliente y ajo picadito, y cuando hayan adquirido color añadimos un vaso de agua y dejamos que vaya cociendo el conjunto hasta que veamos que la carne esté tierna, momento en el que añadiremos los espárragos troceados.

Mientras tanto, aprovechamos para batir los huevos y los mezclamos con pan rallado, hasta conseguir una pasta con la que hacemos unas bolas con forma de buñuelo. Cuando estén, las incorporamos a la cazuela, dejando que siga haciéndose durante algo más de cinco minutos.

Rectificamos de sal si fuera necesario, y listo para servir.

Huevos tontos con longaniza y costilla
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Huevos tontos con longaniza y costilla
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)