Tras los episodios de irregularidades alimentarias surgidos a principios de este año en varios países europeos por la presencia de carne de caballo en diversos productos, entre los que se encontraban las conocidas albóndigas de Ikea, ahora la cadena sueca ha detenido todas las ventas de su ‘älglasagne’ (lasaña de carne de alce) después de […]

Tras los episodios de irregularidades alimentarias surgidos a principios de este año en varios países europeos por la presencia de carne de caballo en diversos productos, entre los que se encontraban las conocidas albóndigas de Ikea, ahora la cadena sueca ha detenido todas las ventas de su ‘älglasagne’ (lasaña de carne de alce) después de haberse detectado en ellas evidencias de carne de cerdo picada. 

 

Según informa el diario sueco Svenska Dagbladet habrían sido las autoridades belgas quienes a finales del pasado mes de marzo dieron la voz de alarma al descubrir indicios de carne de cerdo —algo más de un uno por ciento— en una partida de la lasaña de alce vendida en las tiendas de Ikea.

 

Informada del hallazgo por las autoridades sanitarias belgas, la cadena decidió retirar del mercado no sólo las unidades a la venta en esos momentos sino también todo el stock de lasaña de alce pendiente de comercialización, según informó a Svenska Dagbladet el gerente de sostenibilidad de Ikea, Anders Lennartsson.

Lennartsson aseguraba que se trata de pequeños volúmenes, ya que la producción de ‘älglasagnen’ se inició recientemente, solo a partir del pasado mes de enero. “La gran mayoría de los productos que pudieran contener restos de cerdo se encuentran en nuestros stocks y no han llegado a las tiendas”, afirmaba el gerente de Ikea.

Desde que fuera alertada sobre los rastros de carne de cerdo, la cadena sueca ha encargado y realizado 25 análisis en diversos lugares de Europa. Ninguna de las muestras dieron positivo, según la compañía.

Artículos relacionados

Carne de caballo: cronología de un escándalo alimentario

El Ministerio detecta unos canelones con ADN de caballo

Los detallistas de carne contra el informe OCU sobre las hamburguesas


{jathumbnail off}