La Audiencia Nacional hizo pública ayer miércoles una sentencia en la que confirma el delito cometido por las principales industrias lácteas al pactar de manera ilícita precios a la baja entre el año 2000 y el 2013, al considerar que se realizaron intercambios de información entre las empresas que formaban ese cártel lácteo.

Un hecho que desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) llevan años denunciando y que han celebrado, ya que la sentencia, además de reconocer la existencia de este cartel lácteo, respalda las demandas de los más de 5000 ganaderos a los que los servicios jurídicos de Unións Agrarias-UPA Galicia han representado para exigir la devolución de los importes que se le adeudan por la producción vendida en este periodo.

Y aunque la Audiencia Nacional reduce la cuantía de las sanciones que inicialmente había reclamado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, desde UPA consideran que supone la confirmación del hecho delictivo denunciado ellos y aseguran que tras este paso en el procedimiento judicial se impulsarán las demandas individuales de los ganaderos y ganaderas afectados por el cartel para determinar la cantidad con la que cada uno de ellos debe ser indemnizado.

Paso adelante frente al cartel lácteo

En este sentido, desde la organización agraria y ganadera hacen un llamamiento “para que los ganaderos afectados por el cartel que aún no hayan iniciado su reclamación se sumen al procedimiento y den un paso al frente para reivindicar lo que, por derecho, les pertenece”, recordando a todos los titulares de las explotaciones que hayan vendido leche entre los años 2000 y 2013 pueden sumarse a la reclamación para que las industrias les reembolsen el diferencial correspondiente entre lo que deberían haber cobrado por la producción vendida esos años y lo que realmente cobraron. “Una cuantía que, como ya reconoció la Comisión Nacional de Mercados y Competencia en 2019, y como ahora ratifica la Audiencia Nacional, se vio alterada por los pactos ilícitos de precios acordados por las industrias durante esos años”, explican.

Las demandas de afectados que UPA aglutina en este momento rondan las 5000, aunque se calcula que el numero de ganaderos afectados puede superar los 49 000, de acuerdo con el número de explotaciones que registraron venta de leche en los años de afectación del cartel. Con esta sentencia y tras la ratificación del hecho delictivo que acaba de realizar la Audiencia Nacional, cabe esperar que el número de reclamaciones aumente considerablemente.

Resumen
La Audiencia Nacional reconoce la existencia de un cartel lácteo entre 2000 y 2013
Título
La Audiencia Nacional reconoce la existencia de un cartel lácteo entre 2000 y 2013
Descripción
La Audiencia Nacional hizo pública ayer miércoles una sentencia en la que confirma el delito cometido por las principales industrias lácteas al pactar de manera ilícita precios a la baja entre 2000 y 2013, al considerar que se realizaron intercambios de información entre las empresas que formaban ese cártel lácteo.
Autor