Desde hace tiempo, la bollería industrial ha sido uno de los grupos de alimentos más vetados en cualquier dieta que pretendiera ser cardiosaludable, especialmente en lo relativo a la infancia, un segmento de población que en el caso de España y en los últimos años estaba resultando muy seriamente afectado por problemas de obesidad prematura […]

Desde hace tiempo, la bollería industrial ha sido uno de los grupos de alimentos más vetados en cualquier dieta que pretendiera ser cardiosaludable, especialmente en lo relativo a la infancia, un segmento de población que en el caso de España y en los últimos años estaba resultando muy seriamente afectado por problemas de obesidad prematura y aumento de los índices de colesterol.

Pero a partir de ahora, es posible que este escenario cambie y que este tipo de productos puedan llegar a ser más saludables, gracias a un proyecto del El Instituto de la Grasa, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha dado como resultado un aceite de girasol fabricado con unas nuevas semillas de alto contenido en un tipo de grasa saturada que no aumenta los niveles de colesterol en sangre.

Un aceite perfecto para la industria alimentaria

A lo largo de una rueda de prensa celebrada ayer en la sede del CSIC, los responsables científicos del proyecto y los representantes de la empresa fabricante del nuevo aceite han explicado que este reúne además las condiciones técnicas necesarias -funcionalidad, rango de fusión y termoestabilidad- como para poder ser utilizado precisamente en la industria alimentaria, en concreto en el desarrollo de productos de alto perfil de consumo como la bollería, margarinas, chocolates, precocinados y muchas más referencias de la dieta diaria tanto de de niños como de adultos.

Aunque este nuevo aceite ya se está utilizando fuera de España por parte de empresas alimentarias y restaurantes de comida rápida desde principios de este año, en nuestro país estaba pendiente de la autorización del Consejo de Ministros, que finalmente fue otorgada el pasado mes de diciembre, por lo que en estos momentos ya es posible su comercialización.