El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, a través de la Oficina Española de Variedades Vegetales, ha abordado con el sector de semillas de cereales la preparación de la Orden Ministerial que flexibilizará la producción de semilla certificada a granel, analizando el último borrador de la Orden Ministerial que permitirá un suministro […]

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, a través de la Oficina Española de Variedades Vegetales, ha abordado con el sector de semillas de cereales la preparación de la Orden Ministerial que flexibilizará la producción de semilla certificada a granel, analizando el último borrador de la Orden Ministerial que permitirá un suministro eficaz de semilla certificada a granel.

El MARM ha expresado su voluntad de ofrecer cuanto antes al sector de semillas de cereales un sistema que permita producir semilla de calidad certificada al menor coste posible, garantizando los parámetros de pureza varietal, pureza específica, poder germinativo y trazabilidad inherentes a todo sistema de certificación al tiempo que contribuirá a mejorar la competitividad de este sector.

Objetivo: abaratamiento con control de calidad

El abaratamiento de la semilla certificada de los cultivos extensivos es primordial para garantizar un suministro de semilla de calidad al sector agrario y evitar la merma de la calidad de semilla así como la aparición de un mercado de semilla fraudulenta al margen del sistema de certificación.

Las principales condiciones establecidas en este borrador son las siguientes:

  • La comercialización a granel se realizará directamente al consumidor final de semillas certificadas de segunda reproducción.
  • Se permitirá acercar el suministro a granel de semilla certificada a los núcleos de consumo. El suministro podrá realizarse en instalaciones diferentes a aquellas en las que se lleva a cabo el acondicionamiento de la semilla, siempre que las mismas se encuentren a disposición y bajo la responsabilidad del productor.
  • Se flexibilizará el sistema de almacenaje permitiendo sistemas alternativos el almacenaje mediante silos verticales, que se contemplan en la actual legislación, siempre y cuando se garantice que las partidas o lotes de semillas quedan claramente individualizadas, separadas físicamente e identificadas con la finalidad de evitar en todo momento la mezcla de semillas.
  • Se generalizará el sistema de certificación bajo supervisión oficial o autocertificación. De esta forma, las empresas autorizadas por su comunidad autónoma y que demuestren disponer de los medios necesarios puedan realizar las tareas de control del proceso de certificación, bajo la supervisión de los organismos oficiales de control. Estos organismos controlarán, en cualquier caso, el 5% de los lotes de semillas comercializados por cada empresa.