Peñíscola conmemora el VI centenario de la llegada a la localidad castellonense de su figura histórica más relevante, Benedicto XIII, el Papa Luna, un personaje que sin duda logró incluir el nombre de esta ciudad en la historia universal, convirtiéndola gracias al cisma en la tercera ciudad pontificia del mundo, privilegio que aún hoy ostenta. […]

Peñíscola conmemora el VI centenario de la llegada a la localidad castellonense de su figura histórica más relevante, Benedicto XIII, el Papa Luna, un personaje que sin duda logró incluir el nombre de esta ciudad en la historia universal, convirtiéndola gracias al cisma en la tercera ciudad pontificia del mundo, privilegio que aún hoy ostenta.

Unido a este hecho, la asociación gastronómica Ciudad de Peñíscola, en colaboración con  Patronato Municipal de Turismo, organiza entre el 3 y el 26 de junio próximos la octava edición de las Jornadas Gastronómicas del Caragol Punxent y Langostino de Peñíscola, en esta ocasión asociada a la figura papal.

Un evento en el que restauradores locales interpretarán de  37 maneras diferentes los productos insignia de la zona, el langostino y el caragol punxent.

Peñiscola es una localidad de una rica tradición marinera, que se refleja en su variada gastronomía, con el pescado y el marisco como base de su cocina. Son platos muy conocidos su sabrosa paella, donde se combina marisco con verduras de la huerta local, o el «suquet de peix», el «arrossejat», el «all i pebre de rap», la «fideuá», «cargols punxents», el «remesclo», dátiles de mar o las diversas formas en que se cocinan doradas, lubinas o mariscos.