El humus es una  preparación muy original, saludable y muy de moda, típica del mediterráneo oriental, de países como Líbano o Turquía. Una forma muy diferente, cómoda y original de comer legumbres, en concreto garbanzos, además de un sabor muy poco conocido en nuestro país. Ya sea partiendo de garbanzos que han sobrado del cocido […]

El humus es una  preparación muy original, saludable y muy de moda, típica del mediterráneo oriental, de países como Líbano o Turquía. Una forma muy diferente, cómoda y original de comer legumbres, en concreto garbanzos, además de un sabor muy poco conocido en nuestro país.

Ya sea partiendo de garbanzos que han sobrado del cocido o potaje del día anterior o comprados en conserva,  cocidos, la receta es sencilla:

Pasamos por la batidora o mini-pimer los garbanzos, si son de bote previamente lavados en un escurridor para eliminar el líquido de la conserva, que es donde se quedan al mayor parte de los aditivos, sal y conservantes

Añadimos el zumo de un limón, un diente de ajo pelado, sal, pimienta, un poquito de salsa Perrins y una pizca de comino. Según vamos batiendo –como la mayonesa- agregamos despacio un chorrito de aceite de oliva virgen, hasta que el conjunto adquiera una textura homogénea.

Y ya tenemos el humus, que podemos tomar así directamente, o como acompañamiento de alguna carne, pero lo más habitual es tomarlo untado sobre tostadas, a las que podemos decorar con unas sencillas aceitunas negras cortadas en rodajas,  unas ramitas de cebollino o una tiras finas de pimiento rojo asado.

Ingredientes: garbanzos, aceite de oliva virgen, sal, limón, un diente de ajo, comino, salsa Perrins