El eje de actividad del gran consumo es la sociedad y la atención a sus demandas y necesidades, lo que exige un esfuerzo de superación y de garantías de seguridad y calidad. Para ello, la industria de alimentación y bebidas se encuentra en un estado constante de adaptación, poniendo en marcha los últimos avances en composición, procesos productivos, logística, etc.

El director general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García de Quevedo, explicaba ayer jueves, en la inauguración de la XIII Jornada ARAL, las claves de competitividad y crecimiento del sector alimentario, como líder industrial del país.

Según García de Quevedo, el eje de actividad del gran consumo es la sociedad y la atención a sus demandas y necesidades, lo que exige un esfuerzo de superación y de garantías de seguridad y calidad. Para ello, la industria de alimentación y bebidas se encuentra en un estado de adaptación constante, poniendo en marcha los últimos avances en materia de I+D+i en el área de composición, procesos productivos, logística, etc.

En los últimos años se han desarrollado múltiples iniciativas dirigidas a incrementar las posibilidades de elección a través de la innovación en formatos y tamaños de producto. Igualmente, se apuesta por alimentos adaptados a las necesidades de los consumidores, la información sobre los ingredientes y el contenido nutricional de sus productos: “Estamos aportando valor a un sistema de información nutricional objetivo, veraz, transparente, científicamente respaldado y fácilmente comprensible por el consumidor. Herramientas como la digitalización o la mejora de procesos nos ayudarán en esta tarea”, aseguraba el director de FIAB.

Sostenible y transparente

La industria de alimentación y bebidas ha facturado en el último ejercicio 95.000 millones de euros, ha exportado 26.000 millones y da empleo de manera directa a casi medio millón de personas. El crecimiento del sector va en paralelo con una conciencia medioambiental clara implicada con un crecimiento sostenible. Ejemplo de la implicación del sector con la sostenibilidad es el Envifood Meeting Point, el gran foro por excelencia en este ámbito, que en 2016 tendrá lugar los días 15 y 6 de junio en IFEMA. García de Quevedo destacaba que la celebración de esta jornada es una evidencia del gran compromiso social que la FIAB lidera y asume: “El consumidor quiere productos seguros, de calidad, que aporten sabor y variedad a su vida, y cuya producción sea sostenible y sostenida. En esta misión, la industria de alimentación y bebidas ya ha dado un paso adelante del que estamos orgullosos”.

Este crecimiento sostenible y sostenido ha de ir, además, acompañado de una política de transparencia en las organizaciones como un valor y una práctica irrenunciable, y como ejemplo del compromiso del sector con el consumidor. Los avances en transparencia en las organizaciones suponen un activo que genera seguridad y compromiso con la organización.

En definitiva, “alimentación y bebidas, junto a toda la cadena, hemos dado sobradamente cuenta de nuestro potencial y capacidad de generación de empleo y riqueza. Pero además somos la seña de identidad de España, de nuestra cultura y de nuestra imagen en el exterior”, finalizaba García de Quevedo.

Resumen
Título
Las claves de competitividad y crecimiento del sector alimentario
Descripción
La industria de alimentación y bebidas se encuentra en un estado constante de adaptación, poniendo en marcha los últimos avances en composición, procesos productivos, logística, etc.
Autor