Un consorcio formado por varias empresas del ámbito de la alimentación, una bodega, y siete organismos públicos de investigación participan en el proyecto Satisfood con el objetivo de desarrollar alimentos saciantes que mejoren la calidad nutricional de los productos, así como la salud de los consumidores, ofreciendo soluciones al exceso de peso.

Grupo Matarromera, que participa en esta iniciativa junto con otras seis empresas además de siete organismos públicos de investigación, acogió recientemente en sus instalaciones el segundo encuentro de las empresas participantes en el proyecto Satisfood ‘Desarrollo y Validación de Alimentos saciantes mediante la integración de señales pre y post ingestivas’.

El proyecto nace con el objetivo de desarrollar alimentos saciantes que mejoren la calidad nutricional de los productos, así como la salud de los consumidores, ofreciendo soluciones reales al exceso de peso y la obesidad, uno de los problemas graves de salud por su relación con las enfermedades cardiovasculares y, entre otras, una de las primeras causas de muerte y hospitalización.

Para el desarrollo de este proyecto se ha creado un consorcio público-privado formado por empresas como Matarromera, Carinsa, Fruselva, Biopartner, Primo Mendoza, El Horreo Healthy Food, Friobas y Centros de Investigación como AINIA, IATA-CSIC, ANFACO-CECOPESCA, Universidad de Navarra, Universidad Miguel Hernández, IdiPaz y Leitat.

Los pasos a seguir en este proyecto son:

  • Obtener los ingredientes de origen animal o vegetal —aromas, fibras, extractos de polifenoles de uva y olivo— y probióticos con potencial efecto saciante.
  • El desarrollo de alimentos a través de la incorporación de dichos ingredientes.
  • Estudiar las interacciones y características de esos alimentos, su vida útil y capacidad saciante.

Extractos polifenólicos de uva

En este sentido, Matarromera aporta extractos polifenólicos de uva blanca de la Denominación de Origen Rueda y uva tinta de las Denominaciones de Origen Ribera del Duero y Toro y lleva a cabo, junto con IATA (Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos) el estudio de la saciedad preingestiva, ingestiva y postingestiva que proporcionan estos extractos. Además, colaborará junto con el Centro Tecnológico AINIA en el diseño del proceso de obtención de fibra soluble, a partir de orujos de uva, para evaluar posteriormente su efecto saciante. También intervendrá en los análisis de las matrices de otras empresas del consorcio —cárnicas, confitería, pescado, verduras, cereales, lácteos…— a las que se incorporarán esos extractos para estudiar sus posibles variaciones organolépticas, microbiológicas, físico-químicas, etc.

Este proyecto, que se inició en noviembre de 2015 y finalizará en octubre de 2019, con un presupuesto cercano a los nueve millones de euros, es uno de los 23 proyectos aprobados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en la segunda convocatoria del pasado año del Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial (CIEN).

Resumen
Título
Satisfood, proyecto para desarrollar alimentos saciantes contra el sobrepeso
Descripción
Un consorcio formado por varias empresas del ámbito de la alimentación, una bodega y siete organismos públicos de investigación participan en el proyecto Satisfood para desarrollar alimentos saciantes.
Autor