Tras un 2020 repleto de complicaciones como la crisis sanitaria internacional por la pandemia, los llamados Aranceles Trump, el Brexit o la nueva Ley del Vino de Rusia, el pasado año 2021 el comercio mundial de vino no sólo se recuperó, sino que llegó a alcanzar unos máximos históricos.

En cuanto a volumen, el comercio mundial de vino alcanzó los 10.942 millones de litros (+5,8 %), lo que supuso el movimiento de 34.325 millones de euros (+15 %) con un precio medio que, además, subió un 8,7 % respecto a 2020, hasta llegar a los 3,14 €/litro, el más elevado registrado hasta la fecha.

Batiendo récords

Es la principal conclusión que se extrae del reciente informe Principales exportadores mundiales de vino. Año 2021, publicado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), que por categorías, la recuperación favoreció especialmente los vinos que más sufrieron durante la crisis, los espumosos y los vinos tranquilos envasados:

  • Las exportaciones de vino espumoso alcanzaron sus máximos históricos en 2021, tras crecer un 21,8 % en volumen y un 34,8 % en valor.
  • Y el vino tranquilo envasado —el más comercializado a nivel mundial— aumentó un 5,2 % en litros y un 12,8 % en euros, batiendo récord en este último aspecto.
  • Además, sus precios medios subieron por encima del 10 % y del 7 %, respectivamente.

Por el contrario, cayó el comercio mundial de bag-in-box, único vino que perdió volumen, aunque sus precios se revalorizaron y fue el formato que mejor se comportó en numerosos mercados mundiales durante la pandemia y el confinamiento. Por su parte, los vinos a granel —influidos por factores distintos a los anteriores y no tan relacionados con el consumo directo sino con los tamaños relativos de las cosechas de diferentes productores— crecieron en volumen un 4,4 % en 2021, pero a precios sensiblemente inferiores (- 8,9 %) que le hicieron perder facturación (-4,9%).

Por países, Francia, tras haber sido el proveedor que más sufrió en 2020, lideró en 2021 la recuperación en términos de valor y alcanzó su máximo histórico, al superar por primera vez los 11.000 millones de euros, una cifra que superó en más de 1.000 millones de euros a la suma de la alcanzada por Italia (7.113 millones) y España (2.914 millones), los dos siguientes en el ranking y que también crecieron a muy buen ritmo. Sin embargo, España lideró el crecimiento global en volumen y superó dos años después a Italia como principal exportador mundial de vino con 2.329 millones de litros, creciendo por encima de italianos y franceses, que vendieron 2.220 y 1.464 millones, respectivamente.

Las previsiones para 2022

Sin embargo, en cuanto a las previsiones para este año, el informe del OeMv destaca que “debemos ser cautos, ya que 2022 ha arrancado con una gran inestabilidad debido a la crisis del transporte, el fuerte encarecimiento de la energía y el combustible, que afecta de forma directa a la producción vitivinícola y a otras fases de la cadena de distribución, o la invasión rusa de Ucrania, cuyas consecuencias comerciales, sumadas a la crisis humanitaria, se prevén nefastas si la tensión actual de Rusia con la Unión Europea, Estados Unidos y otros países implicados va a más en los próximos meses”.

Resumen
Las exportaciones mundiales de vino baten récords en 2021
Título
Las exportaciones mundiales de vino baten récords en 2021
Descripción
Tras un 2020 repleto de complicaciones como la crisis sanitaria, los Aranceles Trump, el Brexit o la nueva Ley del Vino de Rusia, en 2021 el comercio mundial de vino no sólo se recuperó, sino que llegó a alcanzar unos máximos históricos.
Autor