El 54% de los españoles cambia su alimentación durante el verano —más refrescos, cervezas helados, dulces, comida preparada…— y el 26% engorda más de cinco kilos, a pesar de que también acostumbran a incrementar las actividades deportivas durante la época de vacaciones.

Al menos así se refleja en un reciente estudio llevado a cabo por Aora Health —empresa española de I+D+i especializada en complementos alimenticios de alto valor añadido— en el que han participado más de 300 personas y, según el cual, más de la mitad de los encuestados, el 54,09%, dijo que, durante el verano, y no sólo durante las vacaciones, cambiaba sus hábitos alimenticios, lo que contribuía a su aumento de peso.

La alimentación en verano

Así, el 22,73% de los encuestados consume más cerveza y refrescos, el 35,45 % aumenta el consumo de helados y dulces, el 5.45% consume más comidas preparadas y el 36.36% que come más frutas y verduras. Pese a que un 55,45% de los encuestados dijo que hacía deporte durante el verano, principalmente running, caminar, nadar y deportes de agua, seguían incrementando su peso por unos malos hábitos alimenticios. Finalmente, el 52% de los encuestados afirmó que tras el verano tiene pensado quitarse los kilos de más, especialmente gracias a una dieta sana descartando los alimentos procesados.

“La relación del español con el sobrepeso es estacional, y a lo largo del año experimenta varios ciclos de aumento y reducción, algo que no es ni sano ni recomendable. La clave es aprender a comer de manera equilibrada, a lo largo de todo el año, y mantener una vida activa realizando ejercicio físico cada día”, comenta Gonzalo Peñaranda, director general de Aora Health.

Claves para evitar el sobrepeso

A la vista de los resultados de su estudio, desde Aora Health han querido ofrecer unas claves, muy sencillas, que pueden ayudar a evitar el sobrepeso:

  • Comer variado y adaptar los alimentos a los gustos y a la actividad que se realiza.
  • Tener siempre en cuenta el tamaño de las raciones, que es otra de las claves de la alimentación.
  • Reducir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, sal y azúcares añadidos.
  • Realizar un reparto adecuado de los alimentos a lo largo del día, evitando, por ejemplo, ayunos prolongados o cenas muy abundantes.
  • La mejor bebida para quitar la sed es el agua.
  • Huir de la vida sedentaria: procurar caminar, subir escaleras… cualquier hábito que obligue a moverse.
  • Realizar un ejercicio físico de manera periódica, el que más guste, para mantener a tono el cuerpo y sentirte mejor.
Resumen
Título
Los cambios de alimentación en verano, ¿engordan?
Descripción
El 54% de los españoles cambia su alimentación durante el verano y el 26% engorda más de cinco kilos, a pesar de que también incrementarn las actividades deportivas durante la época de vacaciones.
Autor