En la era digital, encontrar el restaurante más adecuado a nuestras necesidades, un menú tradicional o de vanguardia o acceder al mejor de los postres, es sólo cuestión de hacer unos cuantos ‘clics’. Páginas web especializadas en reserva de mesas, crítica de restaurantes, información sobre recetas o venta de alimentos, además de aplicaciones como Yelp […]

En la era digital, encontrar el restaurante más adecuado a nuestras necesidades, un menú tradicional o de vanguardia o acceder al mejor de los postres, es sólo cuestión de hacer unos cuantos ‘clics’. Páginas web especializadas en reserva de mesas, crítica de restaurantes, información sobre recetas o venta de alimentos, además de aplicaciones como Yelp o Foodspotting hacen que comer bien sea, además, bien fácil.

Según la página especializada en cultura digital, mashable.com, antes de salir a la calle para picar algo, comer, cenar o tomar una copa, alrededor del 45% de los consumidores ya han elegido donde hacerlo, con la ayuda de una guía gastronómica on line. En el caso de las cenas, quedan, de hecho, sentenciadas por las críticas emitidas en la web, ya que los clientes aceptan sus recomendaciones en un 57% de los casos.

Incluso más interesante es el hecho de que a pesar del crecimiento de directorios gastronómicos on line como Urbanspoon o Menupages, el 41% de los consumidores todavía sale a picar o cenar en un restaurante determinado después de haber recibido un correo electrónico promocional.

The National Restaurant Association, la Asociación Nacional de Restaurantes en EE.UU. ha elaborado una infografía mostrando cómo la tecnología está cambiando la industria alimentaria. Además ofrece información concreta sobre el tipo de tecnología que los consumidores esperan que los restaurantes dispongan de ella.

{jathumbnail off}