Los consumidores flexitarianos —que basan un alto porcentaje de su alimentación en una dieta vegetariana, aunque, de forma ocasional, pueden consumir algunos alimentos de origen animal, como carne o pescado— son los principales responsables del impulso que está tomando la demanda de los alimentos de origen vegetal.

Al menos así se deduce de la investigación Global Plant-Based Survey 2021 realizada por Insites Consulting para Beneo —encuesta entre 11.990 consumidores, de los cuales 2905 eran flexitarianos, en España, Francia, Alemania, Polonia, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Australia, China y Rusia— cuyos resultados indican que los consumidores flexitarianos están impulsando la demanda de los alimentos de origen vegetal y están especialmente interesados en el etiquetado transparente, la sostenibilidad, la salud y las aventuras alimentarias.

Y es que en los últimos años, la tendencia vegetal ha dejado de ser un nicho para convertirse en una corriente general. Siempre según este estudio, uno de cada cuatro consumidores en todo el mundo se considera flexitariano (en España, el 22 %) y solo el 7 % en todo el mundo (el 4 % en España) se identifica como vegano, vegetariano o pescatariano.

Así son los flexitarianos

Aproximadamente la mitad de los flexitarianos ya compran alternativas a la carne (45 %) y a los productos lácteos (49 %) y casi uno de cada tres compra también dulces de origen vegetal como el chocolate (32 %), mientras otro tercio está interesado en las alternativas a la carne y los lácteos y reconocen que con los productos adecuados pueden convertirse a estas categorías.

En comparación con otros consumidores, los flexitarianos están especialmente interesados en la sostenibilidad y las etiquetas transparentes: el 84 % se preocupa por el cambio climático y el medio ambiente, el 86 % quiere saber cómo se fabrican sus alimentos y qué contienen y el 60 % tiene en cuenta las etiquetas de calidad y trazabilidad del producto a la hora de comprar (frente al 41 % de la población general). También se interesan por la salud y las aventuras alimentarias, de modo que la mayoría toma medidas activas para que su alimentación sea más saludable y alrededor de siete de cada diez prestan atención a la información del envase y a las declaraciones nutricionales —frente a cinco de cada diez en la población general—, además de querer estar al día (el 50 %) de las últimas tendencias alimentarias.

Finalmente, el estudio resalta que tres de cada cuatro flexitarianos están de acuerdo en que las alternativas a la carne deben ser tiernas y fáciles de masticar, como la carne de verdad (81 %), el 63 % dice que es importante que las alternativas a los lácteos de origen vegetal tengan un sabor neutro, no a cereales, y casi la mitad quiere ver opciones más sabrosas en los pasillos de dulces y bollería de origen vegetal.

Resumen
Los flexitarianos, motor del reciente impulso a los alimentos de origen vegetal
Título
Los flexitarianos, motor del reciente impulso a los alimentos de origen vegetal
Descripción
Los consumidores flexitarianos —que basan su alimentación en una dieta vegetariana, aunque de forma ocasional consumen algunos alimentos de origen animal— son los principales responsables del impulso que está tomando la demanda de los alimentos de origen vegetal.
Autor