La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha pedido hoy a la Comisión Europea que active de inmediato un plan de choque para frenar los efectos del veto ruso en la ganadería española. UPA demanda un plan de almacenamiento y retirada de productos lácteos a precios actualizados y una “vigilancia estricta” del mercado interno para evitar el dumping de países como Holanda y Alemania.

De momento, la Comisión Europea ha anunciado la activación de ayudas de emergencia al almacenamiento privado de mantequilla, leche desnatada en polvo y determinados quesos afectados por el veto ruso, que podrían situarse entre los 10 y los 20 millones de euros. Sin embargo, en un comunicado emitido hoy lunes UPA ha calificado este plan de “totalmente insuficiente”.

“Las pérdidas en el sector pueden ser mucho mayores”, asegura esta organización. “El cierre de las fronteras de Rusia puede provocar la entrada masiva de queso a bajo precio bajo la figura del dumping. Las consecuencias para los ganaderos lácteos pueden ser muy graves”, señalan desde UPA.

Los ganaderos han pedido a la Comisión Europea que actualice los precios de las ayudas a la intervención pública. Actualmente estas medidas de gestión de crisis han quedado obsoletas debido a que los precios que se pagan a los ganaderos ni siquiera cubren los costes medios de producción: “Hace años que esos precios de referencia quedaron desfasados”, aseguran en su comunicado.

“Sufrir las consecuencias”

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla ha pedido a Bruselas medidas de protección especiales para el queso de cabra y de oveja, los más vulnerables: “Los ganaderos no hemos generado esta crisis y, de no aprobarse un plan de choque inmediato, vamos a sufrir gravemente sus consecuencias”, ha declarado.

Las exportaciones de productos lácteos de la Unión Europea a Rusia alcanzaron el año pasado los 2.300 millones de euros, de los cuales 1.000 millones se corresponden con las exportaciones de queso. Un total de 25 Estados miembros exportaron este tipo de productos a Rusia, siendo los principales Holanda, Finlandia, Portugal, Dinamarca, Alemania, Italia, Francia y Letonia.