En el Concours Mondial de Bruxelles 2011, cuya edición de este año se ha celebrado recientemente en Luxemburgo, Los vinos españoles han conseguido un total de 436 medallas correspondientes a todas las categorías a concurso, situándose como el segundo país clasificado después de Francia, que ha acumulado 628 del total de 2.145 medallas concedidas. Sin […]

En el Concours Mondial de Bruxelles 2011, cuya edición de este año se ha celebrado recientemente en Luxemburgo, Los vinos españoles han conseguido un total de 436 medallas correspondientes a todas las categorías a concurso, situándose como el segundo país clasificado después de Francia, que ha acumulado 628 del total de 2.145 medallas concedidas.

Sin embargo, desde el punto de vista cualitativo, España ha sido el  país que más Medallas de Oro ha recibido, con un total de 15, por delante de Francia con 14 e Italia con 11. En cuanto a los galardones top, los Best Wines, nuestro país se ha hecho con dos, uno en vino tinto y otro en vino dulce. Un signo inequívoco de que el nivel de las cerca de 1500 muestras presentadas por las bodegas españolas se encontraban en un nivel de calidad muy elevado.

Las referencias que concursaron en Luxemburgo durante los pasados días 6, 7 y 8 de mayo componían un total de 7.386 vinos y espirituosos procedentes de 49 países productores, que se enfrentaron, como todos los años, a la exigente cata realizada por sumillers, compradores, importadores, periodistas y periodistas especializados, 260 para puntuar los vinos y 24 para los espumosos.

Acontecimiento único e irrepetible

Es precisamente la cantidad, variedad y calidad de los vinos presentados anualmente, así como la cualificación de los catadores, lo que ha hecho que este Concours Mondial esté considerado como el “campeonato mundial” de la cata de vinos y espirituosos, un acontecimiento único en su categoría, como es el hecho de descorchar en tan solo tres días más de 7.000 botellas procedentes de todo el mundo, frente a cerca de 300 catadores internacionales.