La cadena de Cash & Carry Makro, dedicada exclusivamente a profesionales de la hostelería y tiendas de alimentación ha bajado un 6% los precios de las 250 referencias más habituales en la compra del hostelero. Según informa la marca, no se trataría de una política temporal, sino de una estrategia permanente de ayuda al sector […]

La cadena de Cash & Carry Makro, dedicada exclusivamente a profesionales de la hostelería y tiendas de alimentación ha bajado un 6% los precios de las 250 referencias más habituales en la compra del hostelero. Según informa la marca, no se trataría de una política temporal, sino de una estrategia permanente de ayuda al sector de la hostelería y restauración, que en los últimos años está pasando por una difícil situación.

  Para ello, la cadena ha realizado un profundo análisis de las necesidades del cliente hostelero en diferentes fases: primero se ha sentado con clientes de las tres tipologías principales —bares de tapas, restaurantes de menú y restaurantes de carta— y les ha consultado sobre los artículos que compran habitualmente. 

En una segunda fase se ha realizado un estudio estadístico, a través de cuestionarios, en los que los clientes iban escogiendo qué productos consideraban más relevantes por cada categoría; y finalmente se han cruzado estos datos con las ventas de cada centro para afinar aún más la lista de productos relevantes. 

Hecho esto, se ha comprobado que en el 63% de sus visitas a una de sus tiendas, estos clientes incluyen en su factura alguno de estos artículos clave. En la lista de estos 250 productos se encuentran artículos de todas las categorías: carne, pescado, frutas, verduras, alimentación seca, vinos o destilados, entre otros, además de productos de marcas propias, artículos de 4ª y 5ª gama —muy demandados actualmente por la hostelería— y productos locales de las zonas geográficas en las que están situados los centros de la cadena.

{jathumbnail off}