La superficie de cultivo en España se mantiene estable, sin apenas variación en 2020 y con tan solo ligeras subidas en los cultivos leñosos, debidas a la expansión del almendro y el pistacho, seguidos por el aguacate, nogal y castaño. La superficie de tierra arable —incluidos cultivos herbáceos y barbechos— desciende un 0,84 % por la disminución generalizada de todos los cultivos, excepto los forrajeros.

Son algunas de las principales conclusiones que se extraen de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce) 2020, un informe publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuyos datos muestran una gran estabilidad, destacando únicamente la leve subida de los cultivos leñosos (+0,7 %), otras tierras de cultivo y los prados y pastos, en detrimento de la tierra arable.

La encuesta indica un leve descenso de la superficie de cultivos herbáceos, generalizado en todas las categorías a excepción de los cultivos forrajeros, y también registra un ligero incremento en los cultivos leñosos respecto al año anterior, debido principalmente a la expansión del almendro y el pistacho, seguidos en menor medida por aguacate, nogal y castaño. De igual forma, la superficie de frutales cítricos desciende muy ligeramente y la de olivar aumenta en las tres categorías recogidas en la encuesta.

Los resultados agregados en 2019 y 2020, respectivamente, son:

  • Tierra arable: 11.565.450 – 11.468.727
  • Cultivos leñosos: 5.275.162 – 5.315.856
  • Otras tierras de cultivo: 144.662 – 144.815
  • Total Tierras de cultivo: 16.985.275 – 16.929.398
  • Prados y pastos : 8.283.762 – 8.334.524
  • Superficie forestal: 19.424.750 – 19.383.908
  • Otras superficies: 5.901.789 – 5.949.197
  • Total Superficie Geográfica: 50.595.575 – 50.597.026

Evolución de la superficie de cultivo

Las tierras de cultivo presentan una marcada estabilidad y se sitúan en 2020 en 16.929.398 hectáreas, de las que 11.468.727 corresponden a tierra arable, 5.315.856 a cultivos leñosos y 144.815 a otras tierras de cultivo. Se observan descensos en la superficie cultivada frente al aumento de las tierras de barbecho, en concreto entre 2019 y 2020 la superficie de cultivos leñosos aumenta un 0,7 %, y la de herbáceos desciende un 2,10 %, mientras que la superficie de barbecho aumenta un 3,09 % en el último año.

En cuanto a la tierra arable, que incluye los cultivos herbáceos y los barbechos, la superficie ha descendido un 0,84 % por la disminución generalizada de todos los grupos, a excepción de los cultivos forrajeros. Destaca el descenso del 20 % de la superficie de leguminosas con respecto a 2019.

También se ha producido un descenso del 1,3 %, de los cereales en su conjunto, aunque se registran incrementos de superficie de quinoa (+ 66,28 %) y otros cereales grano, entre los que destaca el mijo y la espelta. El arroz sigue la tendencia de años anteriores, con descensos en su superficie aunque este año más levemente que en años anteriores.

Las leguminosas son el grupo de herbáceos que más desciende respecto al año anterior. Judías y habas secas, lentejas, garbanzos y guisantes secos experimentan un apreciable descenso. Le siguen los yeros, veza y otras leguminosas grano.

En los cultivos industriales la superficie desciende un 3,64 %. Excepcionalmente, el cultivo que más aumenta porcentualmente es la colza, que experimenta un crecimiento de un 20,49 %. El cultivo con mayor superficie, el girasol, desciende un 5,95 %. El tabaco, a pesar del aumento de 2019, ha vuelvo a niveles de hace dos años. El resto de los cultivos del grupo presentan descensos, a excepción del tomate de industria y otros cultivos industriales entre los que se encuentran el cártamo, los condimentos y las aromáticas.

El grupo de plantas forrajeras es el único que aumenta su superficie dentro de cultivos herbáceos respecto al año anterior (+1,79 %). Destaca sobre todo la veza (+28,25 %). Aumentan también la alfalfa y, en menor medida, las praderas polifitas y otros cereales de invierno para forraje. El maíz forrajero desciende un 2,26 %, y dentro de otras forrajeras destaca el descenso de la remolacha y coles forrajeras junto con otras plantas de escarda para forraje.

El grupo de hortalizas y flores sufre un descenso de superficie del 4,27 %, debido al descenso de superficie de melón (-23,69 %), la col brócoli que desciende su superficie un 18,77%, el tomate con un 12,69%, y más ligeramente la cebolla y el espárrago. Es importante reseñar que, debido al momento en que se efectúa la primera visita de campo de ESYRCE, los cultivos hortícolas no se pueden recoger en su totalidad en este momento.

Por su parte, las tierras de cultivo en barbecho aumentan en la presente campaña, sobre todo el barbecho en regadío. Señalar que Esyrce recoge todas las tierras de cultivo no cultivadas en el momento de la visita, independientemente de su clasificación dentro del marco de las ayudas PAC (tradicional, medio ambiental y sin producción). Pueden incluso no estar incluidas en el régimen de ayudas, sino estar simplemente a la espera de ser sembradas o incluso por cualquier causa haber sido labradas, pero sin embargo no sembradas a lo largo de la campaña.

Y, finalmente, el grupo de los cultivos leñosos aumenta su superficie un 0,7 %. Prácticamente se incrementan todos los cultivos de esta clasificación. Además de los cultivos señalados anteriormente, también se producen incrementos en melocotonero, papaya y frambueso.

Los detalles de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce) 2020 pueden consultarse en esta dirección.

Resumen
Mapa de la superficie de cultivo en España
Título
Mapa de la superficie de cultivo en España
Descripción
La superficie de cultivo en España se mantiene estable, sin apenas variación en 2020 y con tan solo ligeras subidas en los cultivos leñosos, debidas a la expansión del almendro y el pistacho, seguidos por el aguacate, nogal y castaño.
Autor