Las prisas modifican nuestra forma de consumo y en muchos momentos del día las máquinas vending se presentan como la única opción para obtener comida y bebida de forma rápida y sencilla como, por ejemplo, en la oficina o el centro de estudios, cuando queremos picar algo entre horas, o de noche, cuando los establecimientos de hostelería y supermercados están cerrados.

De hecho, según un reciente informe sobre consumo en máquinas vending de ANEDA, la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos, el 49 % de los consumidores compra en máquinas vending por no disponer de tiempo suficiente, uno de los factores más decisivos en la compra, que también presenta una importante oportunidad para el sector del vending, que busca conocer los gustos y hábitos de todos sus consumidores para así ofrecerles una oferta variada y accesible.

“El sector del vending español está en continua evolución. Los consumidores son cada vez más exigentes y es imprescindible que la oferta se adapte a su estilo de vida”, comenta Yolanda Carabante, gerente de ANEDA, añadiendo que “el futuro del vending pasa por adaptarse a estos momentos de consumo, habituales entre todo tipo de usuarios, y proponer una oferta variada que se ajuste a su falta de tiempo y gustos”.

Comer de máquina vending

Desde ANEDA explican que existen muchos momentos de consumo en nuestra rutina diaria en los que contar con una máquina vending será la clave para adquirir comida y bebida en tiempo récord:

En la oficina o el centro de estudios: según el informe, el 80 % de los usuarios ha optado por adquirir una bebida caliente en una máquina vending. Además, 7 de cada 10 aseguran que es importante incluir accesorios como tapa o protector y poder personalizar el edulcorante y tipo de leche. Debido a la falta de tiempo de estos consumidores, que además se preocupan por un envasado reducido y fácil de transportar, una buena opción sería optar por sándwiches y bocadillos calientes o fríos, ensaladas o snacks dulces para los momentos más golosos en el trabajo o en clase.

Picar algo entre horas: la merienda, y a media mañana, son momentos en los que la mayoría de los consumidores no dispone de tiempo suficiente para preparaciones elaboradas, por lo que contar con la variada oferta de una máquina vending que puede satisfacer a todo tipo de consumidores puede ser la solución. Galletas, macedonia de frutas, snacks salados, yogures líquidos o diferentes opciones dulces son opciones rápidas y accesibles en las máquinas vending que ayudarán a conseguir las cinco ingestas diarias recomendadas.

A la ida o la vuelta del gimnasio: los deportistas tienen mayor consumo al año que las personas sedentarias, centrándose sobre todo en un consumo entre horas. Estos momentos a la ida o vuelta del gimnasio son importantes para reponer fuerzas de cara al ejercicio físico con, por ejemplo, bebidas isotónicas, barritas energéticas o frutos secos, apetecibles y saciantes a cualquier hora.

Consumo nocturno. El consumo en vending se reduce drásticamente y son muy pocos los que las utilizan para un consumo nocturno, bien sea para la cena o durante la noche o madrugada.

Resumen
Momentos y motivos por los que comemos de máquina vending
Título
Momentos y motivos por los que comemos de máquina vending
Descripción
Las prisas modifican nuestra forma de consumo y en muchos momentos del día las máquinas vending se presentan como la única opción para obtener comida y bebida de forma rápida y sencilla.
Autor