Solemos creer que vivimos en un mundo dónde todas las personas pueden acceder fácilmente a una comida nutritiva. Sin embargo, la realidad es bien diferente: actualmente una de cada cuatro personas en el mundo recibe una alimentación insuficiente y poco saludable.

Con el objetivo de que todas las personas sean conscientes de esta situación, y en el marco del Día Mundial de la Alimentación que se celebró el pasado 16 de octubre, Knorr anima a compartir una comida y colaborar para crear un futuro dónde los alimentos sean más accesibles. Una iniciativa solidaria que la marca lleva a cabo en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

Durante todo el mes de octubre, la iniciativa #shareameal invita a todas las personas a compartir una comida nutritiva de tres maneras diferentes:

  • Cocinando en los locales de beneficencia
  • Dedicando un tiempo a ayudar en el banco de alimentos local
  • Donando una comida a la caridad.

Con el hashtag #shareameal, Knorr y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas pretenden dar difusión en las redes sociales a las fotos e historias de todas las personas que colaboran y sus experiencias y, de esta manera, animar también a que otras personas se sumen a la iniciativa. Todo con el objetivo de crear un movimiento para que la comida sana y nutritiva esté al alcance de todos.

Además, gracias a la colaboración con la ONU y su programa de Objetivos de Desarrollo Sostenible —en línea con el Plan Vida Sostenible de Unilever—, Knorr y el PMA han enviado un millón de comidas nutritivas a los escolares de varios países de todo el mundo. Un proyecto en común que pretende abordar la importancia de temas globales como la seguridad alimentaria y la nutrición.

Un futuro mejor

Más allá de contribuir al objetivo de Unilever de ayudar a que más de mil millones de personas tomen medidas para mejorar su salud y bienestar para el 2020, Knorr se compromete con el movimiento #shareameal a un cambio positivo de largo plazo mediante la mejora de los medios de vida de las familias, los agricultores y las comunidades locales. Para que esto sea posible, todas las comidas que la marca comparte incluyen ingredientes cultivados por agricultores locales y de una manera sostenible. Ingredientes esenciales en la dieta diaria y que ayudan al desarrollo de los niños, al tiempo que los agricultores locales disfrutan de un mejor nivel de vida para ellos y sus familias.

La colaboración a largo plazo de Knorr con el PMA proporcionará a más niños un futuro más brillante y saludable. Hasta la fecha, este acuerdo mutuo ha proporcionado más de dos millones de comidas escolares en muchos países del mundo y ha conseguido involucrar a un gran número de voluntarios a seguir compartiendo comidas nutritivas que estén al alcance de todos.

Knorr invita a sumarse a esta iniciativa y compartir una historia en redes sociales utilizando el hashtag #shareameal. En el caso de participar con una donación al Programa Mundial de Alimentos también se puede hacer en esta dirección.

Resumen
Objetivo: compartir una comida por el Día Mundial de la Alimentación
Título
Objetivo: compartir una comida por el Día Mundial de la Alimentación
Descripción
En el marco del Día Mundial de la Alimentación que se celebró el pasado 16 de octubre, Knorr anima a compartir una comida y colaborar para crear un futuro dónde los alimentos sean más accesibles.
Autor