Las patatas bravas cuentan con un origen incierto; unos atribuyen su creación a Casa Pellico y otros opinan que se empezó a servir en la Casona, dos bares madrileños de los años 60. Sea como fuere, el hecho es que, a partir de esa época, la propuesta se ha convertido en uno de los aperitivos españoles por excelencia.

Las largas colas que se formaron en su día esperando la preciada tapa parecían augurar el éxito que ha mantenido a lo largo de las décadas, y las sabrosas patatas bravas son protagonistas de rankings y recomendaciones culinarias entre todo tipo de seguidores.

Aunque las opiniones acerca de los ingredientes básicos —y cómo se combinan— son muchas, tantos como adeptos tiene esta popular tapa, las patatas bravas son un clásico que nunca falla, ya sea para matar el gusanillo a la hora del vermut, como compañeras de otras tapas en una comida informal o para abrir apetito antes de una gran comida siempre nos acompañan en la mesa. Las patatas fritas en aceite de oliva comparten plato con diferentes salsas dependiendo del chef: salsa brava picante con o sin tomate, alioli o pimentón, son algunos de los acompañamientos más populares.

En el caso de Lights of Gracia, un bar ubicado en el emblemático barrio de Gracia de la ciudad condal y famoso por su compromiso con la música y el arte, las patatas bravas se preparan utilizando varios de los ingredientes clásicos de esta elaboración y añadiendo otros que le otorgan un toque distintivo. Aunque sea una tapa que se disfruta principalmente fuera de casa, este bar de cocina mediterránea con toques originales ha querido compartir su receta para lograr unas bravas de diez.

Patatas bravas caseras con salsa brava y alioli

INGREDIENTES

  • Patata agria cultivada en España, una patata ideal para freír debido a su buena combinación entre fécula y agua, sus pocos azúcares y su buen peso.

Para la salsa brava

  • Cebolla
  • Tomate
  • Ajo
  • Perejil
  • Chile chipotle

Para condimentar

  • Alioli
  • Sal Maldon
  • Romero
  • Sal

ELABORACIÓN

Chascar las patatas (cortar las patatas rompiendo el final de cada trozo).

Cortar todos los ingredientes para la salsa brava: cebolla, tomate y ajo. Cocinar a fuego medio-fuerte durante unos 10 minutos y seguidamente añadirle un poco de perejil y chile chipotle. Bajar el fuego y remover durante 4-5 minutos.

Freír las patatas en abundante aceite a 120 ºC unos 10 minutos.

Triturar el sofrito.

Emplatado: Poner las patatas como base. Condimentarlas con sal Maldon y romero. Aderezar con la salsa brava. Poner en un bol pequeño la salsa alioli.

Resumen
Nombre receta
Patatas bravas caseras con salsa brava y alioli. Foto Lights of Gracia
Publicado el...
Calificación
4.5 Based on 2 Review(s)
Patatas bravas caseras con salsa brava y alioli
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%