Barcelona Degusta, el Salón de la alimentación para el consumidor y canal especializado, que está teniendo lugar en el Recinto de Montjuïc de la capital catalana desde el pasado viernes 2 y finaliza hoy 4 de diciembre , acogió ayer sábado entre sus actividades el Trofeo Lluís Santapau para elegir al Mejor Maestro Chocolatero del […]

Barcelona Degusta, el Salón de la alimentación para el consumidor y canal especializado, que está teniendo lugar en el Recinto de Montjuïc de la capital catalana desde el pasado viernes 2 y finaliza hoy 4 de diciembre , acogió ayer sábado entre sus actividades el Trofeo Lluís Santapau para elegir al Mejor Maestro Chocolatero del año.

El jurado designó como ganador a Raúl Bernal, de Barcelona, quedando como finalistas Juan José Peña (Barcelona), Marcos Fuente (Murcia) y Juan José Padilla (Barcelona). Todos los participantes en esta final trabajaron en solitario durante un máximo de12 horas para elaborar cinco tipos de bombones, un pastel, un postre y un bombón de creación propia, además de una pieza artística original.

El jurado del Trofeo, integrado por profesionales del sector y miembros de la Escola de Pastisseria de Barcelona -organizadora del concurso-, ha destacado no sólo “el valor creativo de la presentación de la obra de Raúl Bernal”, inspirada en el cuento de Lewis Carroll Alicia en el país de las maravillas, sino también la “competente aplicación de los conocimientos técnicos” del ganador.  

Entre los profesionales que han elegido al Mejor Maestro Chocolatero de España 2011, en el jurado figuraban, entre otros, Marc Rodellas, ganador del título el año pasado, José Mª Rodríguez, campeón del mundo de pastelería 2011, y Oriol Balaguer, galardonado con el premio al Mejor Pastelero de Repostería de España (2008), Mejor Postre del Mundo (2001) y Mejor Maestro Artesano Pastelero Español (1993).

Novedades del Salón

Mini peras, manzanas o granadas cherry para comer, decorar los platos o, en cualquier caso, sorprender a los comensales, son el fruto de una técnica especial de cultivo que una empresa catalana lleva a cabo en la provincia de Lérida. Los productores aseguran que, a pesar del formato bonsái, estos frutos dan plenamente la talla para ser consumidos frescos o en deliciosas conservas.

En los pasillos de Barcelona Degusta, también llama la atención el aroma de la ginebra elaborada con alambique de cobre de hace 125 años en la destilería de un productor artesano del Maresme que, mezclada con la tónica de la misma empresa, genera un gintónic de sabor internacional y 100% catalán. Su marca está adscrita al movimiento “Catalan Food”, una etiqueta que defiende el uso del producto fresco y de proximidad para la elaboración de platos destinados al consumo rápido y de máxima calidad.

Gazzosa y chinotto, las bebidas sin alcohol que reinaron en los bares de la posguerra en Italia, vuelven con fuerza con un look inspirado en las “pin-ups girls” que recuerda los escenarios de La Dolce Vita de Fellini. Unos sabores eternos en un packaging retro y muy actual.

Otra empresa artesana de Barcelona se ha especializado en ramos de flores que, en realidad, están elaborados con fruta fresca: margaritas de manzanas con el corazón de chocolate y fresa o girasoles de naranja y melón son un detalle perfecto para decorar las mesas más sofisticadas de una forma atractiva y sabrosa durante estas Navidades.