El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha explicado que España considera que las propuestas de la  Comisión Europea sobre la regulación del mercado, por una parte, y los sistemas para gestionar crisis de carácter excepcional, en un segundo apartado, son “un documento válido para empezar a negociar, pero insuficiente”. “España […]

El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha explicado que España considera que las propuestas de la  Comisión Europea sobre la regulación del mercado, por una parte, y los sistemas para gestionar crisis de carácter excepcional, en un segundo apartado, son “un documento válido para empezar a negociar, pero insuficiente”. “España lo que reclama es un sistema de regulación de mercado basado en la intervención y el almacenamiento privado, pero eficiente, sencillo, ágil, rápido y objetivo”, ha añadido.

Arias Cañete ha participado hoy en el Consejo europeo de Ministros de Agricultura y Pesca, donde ha explicado que el Gobierno español defiende una postura, consensuada con las CCAA, para que “la intervención se extienda a todos los productos, que no haya discriminación entre productores, y que los precios desencadenantes estén fijados con notable objetividad. Y lo mismo ocurre con el almacenamiento privado”.

Remolacha, viñedos y cuota láctea

Por otro lado, Arias Cañete ha pedido a la Comisión Europea que, al hilo de este gran debate comunitario sobre la OCM  única, se aborden otras cuestiones urgentes que en estos momentos preocupan a los agricultores españoles, como aquellas que afectan a la extensión en el tiempo de las cuotas de remolacha. “Creemos que, a la vista de las evoluciones del mercado internacional, plantearse la prórroga de las cuotas puede ser una opción inteligente, y España lo va a defender”.

En este apartado, el ministro se ha referido también al problema de los derechos de plantación de viñedo que puede afectar a la calidad en muchas Denominaciones de Origen. “Hay una enorme hostilidad a establecer una liberalización total en el sector y nos felicitamos de que el Comisario haya puesto en marcha un grupo de alto nivel para reflexionar sobre este tema. Nosotros queremos alimentar ese debate porque creemos que la decisión de su eliminación total puede ser precipitada. Afortunadamente, tenemos alianzas estratégicas con algunos países importantes de la Unión Europea que apoyan nuestra decisión”, ha sentenciado Arias Cañete.

Por último, el titular de Agricultura ha explicado que al igual que se está reflexionando sobre el problema del vino con un grupo de alto nivel, en el tema de las cuotas lácteas hay que replantearse las decisiones que se tomaron en el chequeo médico de la PAC. “España, junto con Portugal, somos los países que estamos defendiendo que las cuotas lácteas se prolonguen porque el sector ha hecho un ajuste importante y, ahora que tenemos el mercado buscando un cierto equilibrio, introducir elementos que pudieran distorsionarlo podría no ser positivo”, ha explicado.

Situaciones excepcionales

Arias Cañete, ha calificado de “insuficientes y vagas” las propuestas de la Comisión Europea en materia de situaciones excepcionales de crisis. “Defendemos que hay que aplicar esos mecanismos de crisis excepcionales a todas las producciones, incluidas las vegetales y ganaderas sin excepción, y que la financiación tiene que ser 100% comunitaria”.

En referencia al último punto del Consejo y que es una de las prioridades de la Presidencia danesa, las políticas de bienestar de animales, el ministro ha explicado que el Gobierno seguirá con atención las intenciones de Dinamarca, una vez que la Comisión Europea va a presentar una comunicación sobre una nueva estrategia en sus políticas de desarrollo de bienestar de los animales.

Acuerdos de pesca y agricultura

Por último, Arias Cañete se ha referido a los acuerdos de Pesca y Agricultura con Marruecos. Respecto del primero, el ministro ha anunciado que en breve se va a cerrar un acuerdo sobre el mandato que los 27 darán a la Comisión para abrir negociaciones para alcanzar un nuevo acuerdo. En este contexto, Arias Cañete ha avanzado que España quiere introducir algunas modificaciones en este mandato para facilitar las negociaciones con Marruecos.

En este sentido, el ministro ha anunciado que el próximo 9 de febrero viajará a Marruecos para reunirse con su homólogo para tratar de las cuestiones abiertas en pesca y agricultura “buscando la mayor cooperación en estos sectores entre dos países que están llamados siempre a entenderse”.

Con respecto al acuerdo agrícola, el titular español ha recordado que la postura del Gobierno español es clara y ha considerado que el acuerdo tal y como lo ha negociado la Comisión Europea  es “claramente desequilibrado para España, cuyos calendarios son los que más se ven afectados, los contingentes concedidos le afectan gravemente y los mecanismos de control de precios de entrada no son todo lo eficaces que desearíamos”.

{jathumbnail off}