Destacar la producción de biogás para el autoabastecimiento y mecánicos para reducir el contenido en agua de los purines en el caso de la industria cárnica, mejoras en la eficiencia hídrica y del transporte o aplicar la ecoinnovación para el diseño del packaging en el caso de las empresas vitivinícolas…

Son algunas de las ideas recogidas en un catálogo elaborado por la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, que recoge iniciativas, buenas prácticas y soluciones tecnológicas para mejorar la gestión de los subproductos y residuos que generan las industrias vitivinícola y cárnica de la Comunidad, así como para mejorar la eficiencia de los procesos reduciendo las emisiones de CO2. Entre las soluciones identificadas cabe destacar la producción de biogás para el autoabastecimiento, en el caso de la cárnica; y trabajar en ciclo hídrico cerrado para optimizar su consumo, en el sector del vino.

La iniciativa forma parte del proyecto Bioeconomía: ‘Estrategia de Bioeconomía para la Industria Agroalimentaria de Castilla y León’, cuyo objetivo es facilitar a las empresas asociadas la posibilidad de adaptar este catálogo de medidas a su compañía, a corto y medio plazo.

El proyecto se ha centrado fundamentalmente en la reducción de las emisiones de CO2 en los sectores cárnico y vitivinícola, con el fin de incorporar la circularidad a los procesos de transformación de las empresas. Para ello, se ha realizado un análisis de ciclo de vida de los procesos productivos en cada caso, con el objetivo de identificar las entradas de materias primas, energía y otros insumos, así como la salida de los residuos y subproductos que generan los principales impactos ambientales para a partir de estos resultados, realizar una búsqueda de soluciones.

Soluciones para reducir emisiones de CO2

Entre las soluciones tecnológicas propuestas destacan:

En el caso de la industria de porcino se ha confirmado que los principales residuos son los purines, por lo que se propone la producción de biogás para autoabastecimento, unido a procesos de nitrificacion-desnitrificación (NDN). En función del volumen de producción, también se apunta la posibilidad de aplicar procesos mecánicos para reducir el contenido en agua de los purines y optimizar su utilización como abono.

Además, este catálogo de soluciones propone que el agua de proceso (con alto contenido en sal) pueda ser tratada mediante electrodiálisis para separar la materia seca del líquido a partir de las cuales puede reintroducirse en otras cadenas de valor, como por ejemplo, en el sector de la construcción.

Y en el caso del sector del vino, las principales oportunidades de mejora se encuentran en la eficiencia hídrica y del transporte así como en la aplicación de la ecoinnovación para el diseño del packaging. En la mayoría de los casos, el consumo de electricidad es el que más contribuye a las emisiones de CO2, seguido del consumo de combustibles fósiles (uso de maquinaria, vehículos, calefacción, etc.), así como el uso de fertilizantes y fitosanitarios.

La gestión ecológica del viñedo ha demostrado ser una medida efectiva para mejorar las condiciones ambientales de las empresas del sector y la producción vinícola, al tiempo que se elaboran productos más sostenibles.

Resumen
Soluciones para reducir emisiones de CO2 en empresas cárnicas y vitivinícolas
Título
Soluciones para reducir emisiones de CO2 en empresas cárnicas y vitivinícolas
Descripción
Catálogo elaborado por la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, que recoge iniciativas, buenas prácticas y soluciones tecnológicas para mejorar la gestión de los subproductos y residuos que generan las industrias vitivinícola y cárnica.
Autor