Un original polo de espinacas con horchata de chufa y aguacate, un sabroso sándwich helado de cremoso de zanahoria y coco, un veraniego gazpacho de guisantes con su helado a la menta… tres propuestas diferentes para consumir verduras, también en verano, de un modo refrescante y muy sencillo de hacer en casa en pocos minutos.

El consumo veraniego de helados —uno de los alimentos favoritos de los españoles— puede convertirse en toda una aventura de colores, tamaños, diseños y sabores… reinventándolos en forma de helados de verduras, una buena forma de disfrutar y, a la vez, mantener una dieta equilibrada y una buena hidratación.

Por ello, desde la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) proponen la elaboración de helados vegetarianos durante estos meses de calor, una divertida alternativa que, además, ayudará a que pequeños y grandes consuman verdura de manera diferente. Tres helados de verduras elaborados a base de zanahoria, guisantes y espinacas, tres piezas clave en la nutrición por su aporte de vitaminas, minerales y fibra, tanto en los guisantes como en las espinacas. Las zanahorias, por su parte, ayudan a prevenir enfermedades en la vista, a fortalecer el sistema inmunitario y, además, tienen propiedades anticancerosas.

Gazpacho de guisantes con su helado a la menta

Ingredientes

  • 500 g. de guisantes pequeños congelados
  • Hojas de menta (al gusto)
  • Sal
  • Agua
  • Pan
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de Oliva Extra Virgen (variedad picual)

Elaboración

En un vaso batidor añadir los guisantes sin descongelar, una pizca de sal, medio vaso de agua, el pan (del día anterior o de molde) y un chorrito de vinagre. Batir. Cuando quede una textura cremosa, añadir las hojas de menta al gusto y volver a añadir otro poco de agua. Dejar macerar la mezcla, al menos un par de horas en la nevera para que coja bien todos los sabores. Pasado este tiempo, volver a batir, esta vez añadiendo poco a poco aceite. El punto del gazpacho, más o menos líquido, depende del gusto.

Al trabajar con los guisantes congelados, al terminar el gazpacho estará superfrío y listo para consumir perfectamente. Sin embargo, para poder conseguir un plato ‘helado’ de verano, lo mejor es congelar una parte de esta mezcla. De este modo, cuando queramos disfrutar del gazpacho lo presentaremos en un plato sopero acompañado de una bola de helado de guisantes y unas hojas frescas de menta. Si le añadimos una cuchara de yogurt griego, estará riquísimo.

Polo de espinacas, horchata de chufa y aguacate

Polo de espinacas, horchata de chufa y aguacate

Polo de espinacas, horchata de chufa y aguacate

Ingredientes

  • 250 g. espinacas congeladas
  • 1 aguacate congelado
  • 1/2 litro de leche de chufa
  • Zumo de limón
  • Azúcar
  • Sal

Elaboración

Con ayuda de un vaso batidor, meter todos los ingredientes sin descongelar y mezclar bien hasta conseguir que todos los sabores se unan armónicamente. Probar y corregir de azúcar o de leche de chufas, según el gusto. Meter la mezcla en unos moldes de polo y congelar, por lo menos de cuatro a seis horas.

Sándwich helado de cremoso de zanahoria y coco

Sándwich helado de cremoso de zanahoria y coco

Sándwich helado de cremoso de zanahoria y coco

Ingredientes

  • 400 g. de zanahorias congeladas
  • 1/2 litro de leche de coco
  • Sal
  • Azúcar
  • Galletas tipo María

Elaboración

En un vaso batidor, triturar las zanahorias congeladas y crudas junto con la leche de coco. Añadir una pizca de sal y azúcar al gusto, hasta conseguir una textura densa. Con la ayuda de un molde redondo, colocar una galleta en el fondo, rellenar con la mezcla de zanahoria y coco, y tapar con otra galleta. Introducir en el congelador durante unas cuatro horas.

Resumen
Nombre receta
Helados de verduras
Publicado el...
Calificación
no rating Based on 0 Review(s)