En la historia del champagne, los vinos que se mezclaban para obtener una mayor dulzura se describían habitualmente como “ricos”. Históricamente, en Rusia los consumidores añadían azúcar a su champagne para dar un toque personal a sus vinos e incluso las botellas de Veuve Clicquot de 1840 encontradas recientemente en las Islas Aland tienen 150 gramos de azúcar por litro.

Bajo este concepto de enriquecer la bebida, ahora Veuve Clicquot impulsa esta tradición con Rich, un champagne creado expresamente por un equipo de enólogos, a través de su experiencia en el dosage, para la coctelería. Dirigidos por el jefe de bodega, Dominique Demarville, y con ayuda de cocteleros profesionales, han creado este champagne que rompe con los esquemas establecidos.

“El azúcar en el champagne es como las especias en una receta: utilizado correctamente puede extraer aromas específicos y jugar con el sabor”, asegura Dominique Demarville. En Veuve Clicquot Rich la fruta alcanza una nueva magnitud. La uva Pinot Noir aporta una nueva versatilidad gracias a que posee un mayor porcentaje de azúcar, mientras que la presencia de la Meunier enfatiza las notas frescas y frutales.

Los cócteles

En el cóctel, el sabor del champagne se magnifica al mezclarse con los ingredientes seleccionados: piña, ralladura de pomelo, pepino, apio, pimiento o té junto con hielo. La combinación con estos ingredientes y con hielo consigue crear una experiencia diferente.

Con piña. La piña aporta generosidad y frescor con un toque de acidez para equilibrar la cremosidad del champagne. Los aromas de piña ya existen en el champagne y se ven reforzados con este ingrediente.

La receta: 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Añadir 5 o 6 trozos de piña. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Con pomelo. La acidez del pomelo rompe el dulzor y aporta una rotunda frescura al champagne. Los aromas cítricos ya existen en Veuve Clicquot Rich, pero con este ingrediente quedarán claramente potenciados.

La receta: Poner 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Añadir y exprimir una cáscara grande de pomelo. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Con pimiento. El pimiento es astringente y contrarresta perfectamente las notas redondas y cremosas del champagne. Aporta frescura y aromas de especias.

La receta: 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Añadir 3 o 4 tiras de pimiento. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Con apio. El apio, como el pepino, contiene una gran cantidad de agua. Rompe el dulzor del champagne pero marida perfectamente con los aromas anisados que ya existen en el champagne.

La receta: Poner 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Añadir 4 tiras de apio. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Con pepino. El pepino contiene una gran cantidad de agua, aportar una gran frescura y una sensación refrescante, rompiendo el dulzor del champagne.

La receta: Poner 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Añadir 3 o 4 rodajas de pepino. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Con té. El té potencia las notas florales de Veuve Clicquot Rich. El té con bergamota, como el Earl Grey, aportará una particular elegancia al champagne.

La receta: 5 cubitos de hielo en una copa de champagne grande. Usar un colador de té o el decantador de té VeuveClicquot Rich para retener las hojas de té. Terminar con Veuve Clicquot Rich frío.

Resumen
Título
Un champagne creado para la coctelería
Descripción
Un champagne creado expresamente por un equipo de enólogos, a través de su experiencia en el dosage, para la coctelería.
Autor