El Famous Wine Festival es una cita única en España que surgió en 2010 en Avilés, una ciudad que cuenta con algunos de los mejores “winebar” de Asturias. La idea fue seleccionar quince lugares donde se rindiera culto al vino, locales con personalidad en los que se conocía lo que se servía, se interactuaba con […]

El Famous Wine Festival es una cita única en España que surgió en 2010 en Avilés, una ciudad que cuenta con algunos de los mejores “winebar” de Asturias. La idea fue seleccionar quince lugares donde se rindiera culto al vino, locales con personalidad en los que se conocía lo que se servía, se interactuaba con el cliente, en copas cuidadas y en las mejores condiciones. Cada uno de ellos funciona como embajador de un vino elaborado o en el que esté involucrado un famoso. En el primer año se vendieron más de 10.000 copas de vino en tan solo cuatro días. En la próxima edición, que se celebrará del 6 al 16 de junio de 2013, se espera superar las 12.000 copas.

El secreto del éxito consiste en realizar una rigurosa selección de los locales participantes y catar previamente y escoger aquellos vinos que den la talla, con independencia del famoso que esté detrás. También es un valor añadido que en el festival están presentes cada año vinos que no se venden en España y que no se han podido degustar nunca en nuestro país. Las bodegas no pagan ninguna cantidad por participar, ni tienen que regalar el vino. Simplemente se les pide una colaboración para realizar algún precio promocional para que su vino pueda llegar durante esos días al mejor precio posible al consumidor.

 

 

Celebridad en forma de vino

El Festival de Vinos de Famosos es un evento diferente. Su repercusión ha traspasado fronteras, siendo noticia por medio mundo, porque nunca antes se había logrado reunir a tanta celebridad en forma de vino. Y todo ello en una ciudad como Avilés (Asturias), que ha sabido combinar su tradición y estética siderúrgica e industrial, con un casco histórico precioso y monumental –un museo al aire libre con más de 1.000 años de historia- y la más vanguardista de la arquitectura moderna, con el Centro Internacional Cultural Oscar Niemeyer como mascarón de proa, única obra del afamado arquitecto brasileño en España.

Los famosos son el gancho pero el objetivo real es crear cultura vinícola y potenciar el consumo de vinos de calidad, acompañados de tapas y creaciones gastronómicas de cocina asturiana que combinan tradición e innovación. A la vez, pretende ser un pequeño homenaje a aquellos personajes que se han involucrado en el mundo del vino, ya sean cantantes, actores o futbolistas. En la tercera edición fueron novedad los vinos de los actores Brad Pitt y Angelina Jolie, el director Francis Ford Coppola, el ex piloto de Fórmula 1 Jarno Trulli, el cocinero Karlos Arguiñano, el arquitecto Rafael Moneo, el cantante Loquillo o el ex tenista Manolo Santana. Ya se está trabajando en la próxima edición, con el objetivo puesto en los vinos de Messi, Francis Montesinos, David Ginola o Juanito Oyarzabal.

Veinticinco “winebars” de la comarca de Avilés participan en esta iniciativa que permite durante la primera quincena de junio degustar por copas y a precios populares vinos que no se chatean habitualmente por su elevado precio, y que en algunos casos supera los 30 euros por botella.

Peregrinación y degustación

El evento está organizado por la Mancomunidad Comarca Avilés, entidad de promoción turística de la que forman parte los municipios de Avilés, Castrillón, Corvera e Illas, y se enmarca en el Plan de Competitividad Turística de Turismo Gastronómico del Principado de Asturias. La idea y desarrollo es de la empresa de eventos gastronómicos Gustatio, quien desde la dirección técnica se encarga de buscar durante todo el año nuevos vinos que enriquezcan el festival.

El año pasado durante el Famous Wine Festival se consumieron más de 12.000 copas de vino, y este año la hazaña va camino de repetirse. Los lugares de peregrinación y degustación están repartidos por diferentes localidades de la comarca, como Avilés, Salinas y Piedras Blancas, de tal manera que los aficionados a los buenos caldos van haciendo ruta, siguiendo un vinomapa que se edita para la ocasión. Otra singularidad del evento es que buena parte de los vinos participantes no se encuentran a la venta en España, con lo que es una oportunidad única para poder probar los vinos de Cliff Richard o Gerard Depardieu (Chateau de Tigné), por citar algunos de ellos.

Cada año visita el festival alguno de los famosos involucrados en el mundo del vino, como sucedió en ediciones anteriores con la diseñadora Amaya Arzuaga, el Mister Mundo 2007 Juan García, el ex jugador del Real Madrid Manolo Sanchís o el cantante Kepa Junquera. También se podrán probar en esta cuarta edición los vinos de los deportistas Andrés Iniesta, Raúl González, Fernando Alonso o Carlos Sainz, del diseñador Custo Dalmau, y de los cantantes Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias, Miguel Bosé y Lluis Llach. El cine está representado en esta ocasión por Juan Echanove, con su nuevo Cinema Crianza, un Ribera del Duero con personalidad.

Avilés, ciudad cultural

Con este evento, la Comarca de Avilés –puerta aérea de Asturias-, convertida ya en referente turístico en el marco de “Asturias, paraíso natural”, y con proyección nacional con la inauguración del Centro Cultural Internacional obra de Oscar Niemeyer, aumentó aún más su atractivo turístico para quienes la visitan, que pudieron de esta manera disfrutar del alto nivel de la hostelería local, ya que ahora mismo reúne uno de los mayores circuitos de bares de vinos del norte del país. Avilés tiene el casco histórico mejor rehabilitado de todo el norte de España –declarado conjunto histórico desde 1955-, lo que sumado a la disculpa de probar vinos originales hace que los fines de semana de junio sean propicios para un desplazamiento hasta Asturias.

Cada uno de los 25 establecimientos hosteleros que participan tiene asignado el vino de uno de los famosos seleccionados para el evento. Cada local es decorado para la ocasión de forma acorde al artista que representa, y que les obliga desde poner su música en el caso de un cantante hasta proyectar sus películas en DVD si le corresponde un actor, etc… Se utilizan desde posters a fotografías, desde vestimentas hasta objetos que puedan recordar su profesión. A esto se suman objetos personales firmados por los propios personajes, que se exponen en cada bar y que en algunos casos incluso se sortean entre los clientes.

{jathumbnail off}