Del 4 al 10 de noviembre próximo se va a celebrar en todo el territorio nacional la Semana de la reducción de desperdicios, una campaña de sensibilización destinada a concienciar a toda la sociedad sobre la importancia del buen aprovechamiento de los alimentos. La iniciativa, impulsada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, […]

Del 4 al 10 de noviembre próximo se va a celebrar en todo el territorio nacional la Semana de la reducción de desperdicios, una campaña de sensibilización destinada a concienciar a toda la sociedad sobre la importancia del buen aprovechamiento de los alimentos.

La iniciativa, impulsada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se encuadra dentro de la estrategia Más alimento, menos desperdicio y se iniciará con tres concursos que promueven la creatividad de los consumidores y el sector de la restauración en la lucha contra el desperdicio de alimentos.

Problema a nivel mundial

Según estimaciones de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, son 868 millones de personas las que presentan subnutrición en el mundo, mientras que en los países industrializados se desperdician unos 222 millones de toneladas anuales de alimentos por parte de los consumidores, lo que equivale prácticamente a la producción neta de alimentos de la zona de África subsahariana.

Estos desperdicios tienen, además, un considerable coste sobre el medio ambiente, con un impacto en término de emisiones de efecto invernadero que se cifra en 170 millones de toneladas de CO2, lo que equivale al tres por ciento de las emisiones totales de la UE en 2008.

El desperdicio alimentario se produce a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la fase de producción primaria hasta el consumo final en los hogares. Sin embargo, en los países más industrializados, los alimentos se desechan principalmente en la última etapa de la cadena, en el consumo, mientras que en los países en desarrollo, la mayor parte de la pérdida y desperdicio de alimentos se realiza en las primeras etapas, en la producción y el procesamiento.

 

Artículos relacionados

Contra el desperdicio de alimentos… creatividad

Las claves de la nueva estrategia contra el desperdicio de alimentos

Basque Culinary Center, a favor de ‘Residuos Cero’

Se constituye la comisión de seguimiento contra el desperdicio de alimentos

Seis de cada diez consumidores reconocen que despilfarran alimentos

El Ministerio revisará las fechas de caducidad para evitar el desperdicio de alimentos

La mitad de la comida producida en el mundo se desperdicia

Fabricantes y distribuidores contra el desperdicio de alimentos

El Ministerio promueve la reducción de alimentos desechados

Los desperdicios en los restaurantes, a debate

Iniciativa en las redes sociales contra el desperdicio de alimentos

Un restaurante danés sirve únicamente alimentos desechados

Convierten los desperdicios del vino en complementos alimentarios


{jathumbnail off}