La Estrategia Más alimento, menos desperdicio es un programa para la reducción de las pérdidas y el desperdicio alimentario y la valorización de los alimentos desechados, una iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (MAPA) que se inició en 2013.

Con el objetivo de limitar las pérdidas y el desperdicio de alimentos y su impacto sobre el medio ambiente, la Estrategia pretende generar conocimiento a todos los sectores de la sociedad a colaborar aportando sus opiniones, ideas, conocimientos y experiencias para, entre todos, contribuir a la reducción del desperdicio de alimentos.

En una primera etapa se trabajó en la cuantificación de las pérdidas y el desperdicio de los alimentos en las distintas etapas y procesos a lo largo de la cadena de valor y en acciones de concienciación destinadas a distintos sectores, para posteriormente poner el punto de mira en actuaciones con mayor impacto en la lucha contra el desperdicio alimentario, en áreas como generación de conocimiento, formación y sensibilización, fomento de buenas prácticas, acuerdos sectoriales, aspectos normativos o investigación e innovación.

Entre ellas, el que a nivel particular, en cada uno de los hogares podamos aportar nuestro propio grano de arena preparando una serie de platos a partir de restos de alimentos que podrían ser aprovechados como, por ejemplo, estas Albóndigas de ricota y acelgas del día anterior, en base a una receta ofrecida por Maizena.

Albóndigas de ricota y acelgas del día anterior

INGREDIENTES

  • Acelgas ya cocidas que nos hayan sobrado de un palto anterior
  • 500 g de ricota
  • 60 g de Maizena
  • 1 huevo
  • Sal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil picado

ELABORACIÓN

En un bol o recipiente adecuado colocamos la ricota y las acelgas ya cocidas picadas. Añadimos el huevo, el ajo bien picado, el perejil y la Maizena, y mezclamos todo bien hasta obtener una masa con una textura homogénea.

Hacemos las albóndigas colocando una cucharada de la mezcla en una taza de café con ½ cucharada de Maizena y haciendo girar la taza hasta formar la albóndiga. Vamos repitiendo esta operación cuantas veces se precise hasta acabar con la masa que habíamos preparado.

Una vez hechas, hervimos las albóndigas con abundante agua y sal y las servimos acompañadas, por ejemplo, de una salsa besamel o de tomate o como guarnición de un estofado de carne.

Albóndigas de ricota y acelgas del día anterior (receta sin desperdicio)
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Albóndigas de ricota y acelgas del día anterior
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)