El ayuntamiento de Vitoria ha preparado una sabrosa programación turística para este verano, con la intención de que los visitantes se lleven la mejor imagen de esta ciudad y que se conviertan en sus mejores embajadores. Hay propuestas para todos los gustos y edades, desde rutas temáticas, actividades familiares, naturaleza, visitas culturales y como no, […]

El ayuntamiento de Vitoria ha preparado una sabrosa programación turística para este verano, con la intención de que los visitantes se lleven la mejor imagen de esta ciudad y que se conviertan en sus mejores embajadores.

Hay propuestas para todos los gustos y edades, desde rutas temáticas, actividades familiares, naturaleza, visitas culturales y como no, buena cocina. En este último apartado, destacan las llamadas rutas enogastronómicas que se llevarán a cabo durante los meses de julio, agosto y septiembre y la realización de un taller de pintxos dulces y salados que permitirá a los asistentes elaborar sus propios pintxos para a continuación degustarlos.

Las rutas de pintxo-pote – salir a degustar un buen pintxo con su respectivo pote (vino)- que tanto éxito tienen entre los vecinos y se han convertido ya en una costumbre en Vitoria, también estarán presentes a la caída de la tarde y noche  de los miércoles, jueves, viernes y sábados en diferentes puntos de la ciudad.

También para los más golosos

La ruta dulce, con la que se revive o descubre, según los casos, la tradición repostera de Vitoria, recorriendo sus principales pastelerías, vuelve también un año más a la programación veraniega. Y para completarla, el restaurante MarmitaCo organizará en septiembre cursos de cocina para novatos y niños.