La ministra Isabel García Tejerina ha presidido hoy, en la sede del Departamento, la firma de un gran convenio marco de colaboración entre la Real Academia de Gastronomía y diversos organismos oficiales para llevar a cabo una actuación conjunta en materia de educación en alimentación y gastronomía. El convenio ha sido firmado por el presidente […]

La ministra Isabel García Tejerina ha presidido hoy, en la sede del Departamento, la firma de un gran convenio marco de colaboración entre la Real Academia de Gastronomía y diversos organismos oficiales para llevar a cabo una actuación conjunta en materia de educación en alimentación y gastronomía.

El convenio ha sido firmado por el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón; el secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez; la secretaria general de Sanidad y Consumo, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Pilar Farjas; el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Cristóbal González Aller; el subsecretario del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Fernando Benzo; y el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad.

En su intervención, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha destacado que “nuestra oferta gastronómica se ha convertido en los últimos años en uno de los elementos más relevantes de la Marca España, a la que aporta valores clave como creatividad, innovación, calidad y variedad” añadiendo que la protección de la salud, a través de una alimentación equilibrada y de la práctica de actividad física, es ya una preocupación global. En este sentido, la ministra ha pedido la implicación de todos los sectores para fomentar la mejora de los hábitos en nuestra alimentación.

En este ámbito García Tejerina ha subrayado cómo España cuenta “con una excepcional riqueza de producciones agroalimentarias que, junto con la diversidad de culturas y tradiciones, ha dado como resultado una dieta que representa un modelo de alimentación variada, sabrosa, equilibrada y saludable. Este modelo constituye el epicentro de la denominada Dieta Mediterránea, declarada en 2010 por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

Como ejemplo de esta riqueza, la ministra ha señalado que la gastronomía española se sitúa entre las cinco primeras del mundo por número de estrellas Michelín, y que algunos chefs españoles se encuentran entre los más influyentes del mundo.  

Bienestar y salud

No obstante, García Tejerina ha expuesto la necesidad de buscar mayores cotas de bienestar y salud para los ciudadanos a través de una mejora de la calidad de su dieta alimentaria, para lo que considera fundamental el desarrollo de acciones de información sobre la cultura gastronómica, la nutrición y los hábitos saludables, tanto en el ámbito escolar y universitario, como para la población en general.

También ha recordado cómo en marzo pasado el Parlamento Europeo aprobó el ‘Informe de Iniciativa sobre el Patrimonio Gastronómico Europeo: aspectos culturales y educativos’, a propuesta del Grupo Parlamentario Popular con la colaboración de la Real Academia de Gastronomía y la Fundación Española de Nutrición. Se trata de incorporar al sistema educativo europeo los conocimientos sobre gastronomía y hábitos alimenticios.

Entre otras cuestiones, el Informe solicita a los Estados miembros que se incluya en los planes educativos, conocimientos y experiencias sensoriales sobre alimentación, salud nutricional y hábitos alimenticios. También recomienda la puesta en marcha de actuaciones para enriquecer el curriculum escolar con información relativa a la cultura gastronómica y a los procesos de preparación, producción y conservación de los alimentos.

Finalmente, García Tejerina ha insistido en el “paso decisivo” que supone este convenio para el impulso de iniciativas en campos tan diversos como conocimiento y experiencias sensoriales, dieta y actividad física, valores y hábitos de una dieta equilibrada, nutrición y gastronomía, patrimonio gastronómico, variedad de paisajes, protección de la diversidad gastronómica y turismo rural.


{jathumbnail off}