El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió ayer viernes con algunas de las principales organizaciones profesionales agrarias, que habían pedido por carta el pasado martes un encuentro con el ministro para trasladarle las quejas que en estos últimos días se están planteando desde el sector.

Una reunión en la que se revisaron los distintos puntos planteados por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, empezando por las recientes protestas en Francia, que han ocasionado daños a los transportistas españoles, en particular a los de mercancía hortofrutícola y que el ministro calificó como “intolerables”.

La respuesta del ministro Planas a las quejas planteadas por los agricultores

Sobre este punto, las protestas en Francia, Planas les trasladó que acababa de recibir una carta del ministro de Agricultura de Francia, Marc Fesneau, en la que transmite su pesar y las disculpas de su gobierno por lo sucedido en las carreteras de su país. Para el ministro, “este gesto es muy noble y positivo, pero no obsta a que se presenten las reclamaciones pertinentes”.

En relación con la simplificación de los trámites burocráticos, el ministro les explicó que comprende que “la acumulación de normativa europea, nacional y de las comunidades autónomas ha podido producir un nivel de carga administrativa para los productores. Por ello, el Gobierno va a trabajar junto a las comunidades para identificar qué elementos es posible reducir en esa carga administrativa. Simplificar no significa dejar de cumplir, pero si hacerlo de manera más sencilla”.

Respecto a la propuesta comunitaria relativa la derogación de la obligación del barbecho durante 2024, Planas les aseguró que “España va a defender una propuesta de reforma si beneficia realmente a nuestros agricultores”, subrayando la importancia que tienen los acuerdos comerciales con terceros países para el sector agrario español. De hecho, en el año 2000 la balanza comercial agroalimentaria era negativa y hoy arroja un saldo positivo de casi 14 900 millones de euros, con unas exportaciones que superan los 70.000 millones. No obstante, explicó que para mantener este éxito comercial, es necesario mantener un seguimiento estricto de las importaciones y comprobar el cumplimiento de los contingentes arancelarios.

Respecto a la aplicación de la Política Agraria Común (PAC), el ministro comentó que mecanismos como los ecorregímenes han tenido buena aceptación en el sector, ya que tres de cada cuatro agricultores y ganaderos se han acogido a alguno de ellos. De todas formas, aseguró que su departamento es sensible a los problemas que la aplicación de esta herramienta pueda tener en determinados territorios para buscar soluciones. Así, en el proceso de modificación del Plan Estratégico de la PAC tras su primer año de aplicación, el ministerio llevará a cabo los ajustes técnicos necesarios en colaboración con las comunidades autónomas.

En cuanto a la ley de la cadena alimentaria, Planas trasladó la disposición del ministerio para trabajar con las comunidades autónomas en su aplicación efectiva, asegurando que se han reforzado los medios humanos y técnicos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), que ya realiza una intensa labor de inspección de oficio. Además, apuntó que tanto las comunidades autónomas como las organizaciones agrarias pueden efectuar denuncias por el incumplimiento de esta ley, con respeto a la confidencialidad del denunciante, y anunció una próxima reunión del Observatorio de la Cadena Alimentaria para profundizar en su aplicación.

Sobre los temas de sanidad animal y vegetal, el ministro ha pedido que se deje fuera del debate partidario y sectario “Los ganaderos españoles están haciendo un esfuerzo formidable para cumplir los estándares europeos y ser los más avanzados en términos de estatus sanitario de la cabaña ganadera, y ese esfuerzo no lo podemos echar atrás”.

Para incentivar el relevo generacional, comentó que la nueva PAC incluye más presupuesto para favorecer la incorporación de jóvenes, con unos 220 millones de euros al año, tanto a través de ayudas directas como de desarrollo rural. El ministro avanzó que esta cuestión se recogerá en la futura ley de agricultura familiar, respetando siempre las competencias de las comunidades autónomas y con un diálogo permanente.

Y finalmente, en cuanto a la instalación de energías renovables en terrenos agrarios, que también es competencia de las comunidades autónomas, trasladó que se podría desarrollar una normativa que restrinja su instalación en suelos de alto valor agrario.

 

Resumen
La respuesta del ministro Planas a las quejas planteadas por los agricultores
Título
La respuesta del ministro Planas a las quejas planteadas por los agricultores
Descripción
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió ayer viernes con algunas de las principales organizaciones profesionales agrarias, que habían pedido por carta el pasado martes un encuentro con el ministro para trasladarle las quejas que en estos últimos días se están planteando desde el sector.
Autor